27 de mayo de 2022

Veinticinco niños ucranianos enfermos de cáncer han llegado este viernes acompañados por sus familiares a la base área de Torrejón

Veinticinco niños ucranianos enfermos de cáncer han llegado este viernes acompañados por sus familiares a la base área de TorrejónEFE

Guerra Ucrania

Mariano Ugarte: «Hemos sacado a estos niños de una guerra y ahora libran la suya, la del cáncer»

Ugarte, que perdió a un hijo por culpa del cáncer hace 11 años y que preside la Asociación Pablo Ugarte, recibe a los menores ucranianos en Torrejón: «Algunas madres se han puesto a llorar»

Pasadas las 17:30 horas de este viernes 11 de marzo de 2022, en una tarde semilluviosa en Madrid, han aterrizado sobre la Base Área de Torrejón de Ardoz, los primeros 25 niños enfermos de cáncer procedentes de Ucrania, su país natal, ahora bajo las bombas.
Entre los militares, las personalidades del Gobierno y las instituciones que han acudido a recibir la expedición estaba Mariano, presidente de la asociación que lleva el nombre de su hijo, y que se ha involucrado junto a otras tantas en esta batalla. «Ha sido emocionante, algunas madres se han puesto a llorar. Estos niños vienen de dónde vienen y han llegado muertos de cansancio. Esperemos que merezca la pena».

Han llegado exhaustos, pero esperemos que esta operación merezca la pena y salgan adelanteMariano Ugarte, de la Fundación Pablo Ugarte

Nuestro interlocutor atiende a El Debate de regreso del aeropuerto militar de la localidad madrileña, consciente que a estos 25 héroes y sus familias todavía les queda mucho que pasar en esta nueva etapa de su enfermedad. «Hemos puesto cuatro traductores para cada uno de los grupos que se han desplazado en autobús al hospital asignado», añade.
El Ministerio de Defensa ha informado cerca de las 18.00 del aterrizaje en Torrejón del avión A400 del Ejército del Aire que trasladaba a los niños y a sus familiares desde Polonia, y en el que también viajaban otros 22 desplazados por la guerra

El avión A400 del Ejército del Aire trasladaba a los niños y a sus familiares desde Polonia, y en el que también viajaban otros 22 desplazados por la guerraEFE

«Hay algunos que vienen bajos de defensas y habrá que hacer rápidamente un chequeo inicial para comprobar su estado», explica Ugarte, que por su experiencia personal y familiar ha pasado una tarde de emociones encontradas: «Es un alivio porque es una oportunidad para todos ellos y sus familias de salir adelante. Vienen de una guerra, la de su país, de la que les hemos sacado, y ahora tendrán que librar la suya particular que es la del cáncer».
Una guerra de la que él mismo puede hablar con propiedad. El nombre de la Asociación Pablo Ugarte viene de su hijo, que sufrió un cáncer de huesos durante casi dos años y medio. Fue creada para apoyar y ayudar a la investigación del cáncer, principalmente en los niños, a la que dedican íntegramente la recaudación que logra.

Operación a varias bandas

El éxito de la operación ha surgido de una iniciativa de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (SEHOP) «Ellos se han encargado de poner en marcha el dispositivo médico y nosotros hemos aportado la logística», declaraba a El Debate una portavoz de la Fundación Aladina.
Aladina se había coordinado con el Ministerio de Defensa y la Sociedad Española de Pediatría para poner en marcha la logística, que ha encontrado la colaboración de muchos y variados organismos y asociaciones.
«El Ministerio de Sanidad ha realizado la gestión de los hospitales que los atenderán y el Ministerio de Seguridad Social se hará cargo de todos ellos», añade la fuente consultada por este medio.
Ahí no acaba el esfuerzo. «La EMT (Empresa Municipal de Transportes) nos ha facilitado los autobuses que trasladarán al convoy ucraniano desde el aeropuerto a los hospitales. Algunos de los niños se quedarán ingresados, pero otros, junto a sus familias, pernoctarán en un hotel gracias a la cesión de una gran cadena hotelera», continúa.
El Ministerio de Inclusión, Seguridad y Derechos Sociales los trasladará a la opción de acogida que mejor convenga a cada familia, para que el menor siga recibiendo el tratamiento de día de que necesite.
La Fundación Aladina ha creado un fondo de rescate dotado con 250.000 euros y, para dar continuidad al mismo, pide la colaboración ciudadana a través de donaciones.

La unión hace la fuerza

A la iniciativa de SEHOP y Fundación Aladina, y en coordinación con el Ministerio de Sanidad, se han unido otras fundaciones y organizaciones de apoyo e investigación del cáncer infantil, que han contribuido de manera definitiva a que todo el proceso de llegada, traslado y acogida haya sido posible: AECC (Asociación Española contra el Cáncer), Federación de niños con cáncer, Fundación Josep Carreras, Unoentrecienmil, Juegaterapia, Asociación Pablo Ugarte (APU), El Sueño de Vicky, Fundación Villavecchia y Cris contra el Cáncer.
Comentarios
tracking