29 de enero de 2023

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), durante la inauguración del tradicional Belén de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, este martes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), durante la inauguración del tradicional Belén de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regionalEFE

Siete comunidades autónomas prescinden del belén en sus decoraciones navideñas

Todas ellas con socialistas al mando o en coalición, optan por el árbol de Navidad en sus sedes de gobierno en detrimento del tradicional nacimiento

Las decoraciones navideñas inundan ya las calles de las ciudades de España y del mundo entero. Tras el puente de la Inmaculada, ya son pocos los que no han colocado el belén y el árbol pero ¿se está desplazando al primero en detrimento del segundo?
Siete comunidades autónomas han decidido no colocar el nacimiento en sus sedes esta Navidad. Sí que estará presente en las cinco regiones gobernadas por el Partido Popular (Comunidad de Madrid, Galicia, Andalucía, Castilla y León y Murcia), así como en la ciudad autónoma de Ceuta, donde el ejecutivo también es popular.
El caso de las comunidades socialistas es más dispar: Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana, Navarra –donde también se podrá contemplar la cabaña de Olentzero– y La Rioja colocarán tanto árbol de Navidad como belén.
Sin embargo, el resto de regiones gobernadas por el PSOE no dejará espacio para el nacimiento en sus sedes. Estas son Aragón, Baleares, Canarias –tanto en la sede del Gobierno autonómico en Las Palmas de Gran Canaria como en la de Santa Cruz de Tenerife– y Extremadura. Cabe decir que en muchas de ellas siempre se ha colocado únicamente el árbol, incluso en épocas dirigidas por los populares.
Es también el caso del Gobierno del Principado de Asturias, dirigido por el socialista Adrián Barbón, donde la costumbre es instalar solo un árbol en la sede de la Presidencia, y no un belén. Los dos gobiernos en los que el PSOE está en coalición, Cantabria y País Vasco, tampoco colocarán el nacimiento este año. En el gobierno cántabro se instala desde hace muchos años un árbol de Navidad con adornos y luces y la Presidencia vasca se decora con un gran árbol, además de otros elementos como flores y luces repartidos en el edificio.
Los independentistas de izquierda de ERC sí que seguirán la tradición. El Palau de la Generalitat de Cataluña volverá a lucir en su galería gótica un árbol de Navidad y un pesebre, como en años anteriores, y en días señalados se interpretarán conciertos del carillón del palacio del gobierno catalán, situado en pleno centro histórico de Barcelona.

En defensa de las tradiciones

La Real Casa de Correos, sobre la que se alza el reloj de las uvas más famosas de España, acoge desde hace 20 años, gracias a la Asociación de Belenistas de Madrid, un enorme belén ante el cual la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, propuso este año un «pacto por la Navidad» para, entre otras cosas, «recuperar la cultura religiosa que es inseparable de la cultura con mayúsculas de la que venimos».
«Preparamos la celebración de la Pascua de Navidad, del paso de Dios por la Tierra», dijo Díaz Ayuso, convencida de que «esto, se tenga fe o no, es un hecho que cambió para siempre cómo nos venos y cómo vivimos, porque, como vio Julián Marías, si el mismo Dios se hizo hombre es que hombre es lo mejor que se puede ser»
En otra comunidad gobernada por el PP, la Región de Murcia, se instala desde hace décadas un belén de gran formato en el Palacio de San Esteban. Murcia es una de las cunas belenistas barrocas de Europa debido a la influencia del imaginero Francisco Salzillo.
Comentarios
tracking