Fundado en 1910

23 de abril de 2024

ets

Las regiones norte y oeste de Europa muestran tasas más altas por cada 100.000 habitantes

Máximo histórico de las enfermedades de transmisión sexual en Europa

La región registró 17 millones de casos notificados de ETS bacterianas en 2019, junto con un aumento del 49 % en los nuevos diagnósticos de VIH

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) no dejan de crecer en territorio europeo, hasta tal punto que nos enfrentamos a un máximo histórico de estas tasas, tal y como indica un estudio del Hospital Germans Trias i Pujol, conocida como Can Ruti.
En 2019 la región europea registró un pico de 17 millones de casos notificados de ETS bacterianas, junto con un aumento del 49 % en los nuevos diagnósticos de VIH entre 2010 y 2019, alcanzando un total de 1,5 millones de casos.
Por ello, un grupo de expertos ha trabajado para estudiar las ETS emergentes y reemergentes en el continente e identificar los desafíos generales y específicos, que ha culminado en una serie de cuatro artículos publicados en The Lancet Regional Health.
Tras investigarlo, los resultados indican que las regiones norte y oeste de Europa muestran tasas más altas por cada 100.000 habitantes, «posiblemente por la existencia de sistemas de vigilancia y notificación de casos más rigurosos».
De igual manera, apuntan que colectivos como migrantes, refugiados, trabajadores sexuales y hombres que tienen sexo con hombres, «todos con acceso limitado a servicios de salud, se convierten en poblaciones prioritarias para las políticas de control».
Para solventar este problema e intentar atajar este crecimiento desorbitado, los investigadores creen que hay que darle nuevos enfoques a las estrategias para responder a los antimicrobianos, ya que las actuales «se han quedado atrás». Desde el Can Ruti proponen, entre otras cosas, pruebas de diagnóstico rápidas para reducir el uso excesivo de antibióticos en caso de infección no confirmada.
Asimismo, creen que hay que fortalecer los servicios de salud pública y armonizar los sistemas de vigilancia y notificación. También incluyen promover el acceso fácil y gratuito a estrategias de prevención y tratamiento y ven necesario eliminar el estigma existente asociado a las ETS.
Para los especialistas, el futuro pasa por tener controlada la gonorrea mediante la inmunidad cruzada generada por la vacuna contra el meningococo B y en las vacunas basadas en ARNm para la inmunización contra el VIH. También consideran necesario promover la equidad en el acceso a la profilaxis previa a la exposición (PrEP) para el VIH, que se ha introducido en 38 países pero que sigue infrautilizada especialmente en Europa central y oriental.
Los encargados de realizar el estudio han sido el investigador del Hospital Germans Trias i Pujol, Oriol Mitjà, en colaboración con el Instituto de Investigación sobre el Sida (IrsiCaixa) y el Centro de Estudios Epidemiológicos sobre Infecciones de Transmisión Sexual y el VIH/Sida de Cataluña (CEEISCAT).
Comentarios
tracking