Fundado en 1910

22 de mayo de 2024

Consulta de Atención Primaria

Consulta de Atención PrimariaEP

Ser tratado por médicas supone menos tasas de mortalidad y reingresos

Los facultativos subestiman los niveles de dolor, los síntomas gastrointestinales y cardiovasculares y el riesgo de accidente cerebrovascular de sus pacientes,

Los pacientes tienen tasas más bajas de mortalidad y reingresos hospitalarios cuando son tratados por médicas. Así, las pacientes femeninas se benefician más que sus homólogos masculinos, sugiere una nueva investigación.
El estudio, Annals of Internal Medicine, ha sido revisado por pares. Se trata de una colaboración de investigadores internacionales dirigida por la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) en Estados Unidos.
La tasa de mortalidad de las pacientes femeninas fue del 8,15 % cuando fueron tratadas por médicas frente al 8,38 % cuando el médico era hombre, una diferencia clínicamente significativa. Si bien la diferencia para los pacientes masculinos fue menor, las médicas todavía tenían la ventaja con una tasa de mortalidad del 10,15 % en comparación con la tasa del 10,23 % de los médicos masculinos. Los investigadores encontraron el mismo patrón en las tasas de reingreso hospitalario.
Según ha reflexionado el doctor Yusuke Tsugawa, profesor asociado residente de medicina en la división de investigación de medicina interna general y servicios de salud de la Facultad de Medicina David Geffen en UCLA, los resultados de los pacientes no deberían diferir «entre médicos hombres y mujeres» si practican «la medicina de la misma manera», ha reflexionado el doctor.
«Lo que nuestros hallazgos indican», ha aseverado el facultativo, es que los médicos hombres y mujeres practican la medicina de manera diferente, y estas diferencias tienen «un impacto significativo en los resultados de salud de los pacientes».
Una mayor investigación sobre los mecanismos subyacentes que vinculan el género de los médicos con los resultados de los pacientes, y por qué el beneficio de recibir el tratamiento de médicas es mayor para las pacientes, tiene el potencial de mejorar los resultados de los pacientes en todos los ámbitos».
Los investigadores examinaron los datos de reclamaciones de Medicare de 2016 a 2019 de aproximadamente 458,100 pacientes mujeres y casi 319,800 hombres. De ellos, 142.500 y 97.500, o aproximadamente el 31 % para ambos, fueron tratados por doctoras. Los resultados primarios fueron la mortalidad a los 30 días desde la fecha de ingreso hospitalario y el reingreso a los 30 días desde la fecha del alta.
Los investigadores escriben que puede haber varios factores que impulsen estas diferencias. Sugieren que los médicos varones podrían subestimar la gravedad de la enfermedad de sus pacientes; investigaciones anteriores han observado que los médicos subestiman los niveles de dolor, los síntomas gastrointestinales y cardiovasculares y el riesgo de accidente cerebrovascular de sus pacientes, lo que podría provocar un retraso o una atención incompleta.
En este sentido, y siguiendo lo que indican los estudios, las doctoras pueden comunicarse mejor con sus pacientes, lo que hace más probable que estas pacientes proporcionen información importante que conduzca a mejores diagnósticos y tratamientos. Finalmente, las pacientes pueden sentirse más cómodas al recibir exámenes sensibles y entablar conversaciones detalladas con médicas.
Pero se necesita más investigación sobre cómo y por qué los médicos y las médicas practican la medicina de manera diferente y su impacto en la atención al paciente, matiza Tsugawa. «Una mejor comprensión de este tema podría conducir al desarrollo de intervenciones que mejoren eficazmente la atención al paciente». Además, deben eliminarse las diferencias de género en la remuneración de los médicos, ha afirmado. «Es importante señalar que las médicas brindan atención de alta calidad y, por lo tanto, tener más médicas beneficia a los pacientes desde un punto de vista social», ha concluido Tsugawa.
Comentarios
tracking