Fundado en 1910

25 de febrero de 2024

lobo

La estrategia reproductiva de este cánido tiende a un crecimiento exponencialGTRES

Los expertos piden un control del lobo por su «reproducción exponencial»

Lo diferencian del oso y creen que la prohibición de cazarlos lleva implícita un mensaje «erróneo» y que puede hacer «mucho daño» a la especie

Los ganaderos llevan años reclamando controlar la población del lobo debido a los ataques que estos producen al resto de animales y que suponen unas consecuencias económicas inasumibles para los profesionales del sector primario. Unos atentados que, además, cada año van aumentando debido a un mayor nivel reproductivo de los lobos y una expansión por el territorio nacional.
Por ello, los expertos de Waves, la Sociedad Euromediterránea para la Vigilancia de la Fauna Salvaje, se suman a los afectados y abogan ahora por aplicar medidas de control de la población de los cánidos, ya que han advertido de que el lobo tiene un «crecimiento de su población exponencial», algo que no está ocurriendo en el caso del lobo.
Así lo han expresado en un simposio internacional sobre la conservación del oso y el lobo que reunirá en Zamora a expertos de seis países entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre. El presidente del comité científico, el profesor de Veterinaria de la Universidad de León, Vicente González Eguren, ha remarcado esas diferencias entre las dos especies de fauna incluidas entre los grandes carnívoros y ha hecho énfasis en que la prohibición de cazar el lobo y su «gestión poblacional» lleva implícito un mensaje «completamente erróneo» y que puede hacer «mucho daño» a la especie.
Asimismo, Eguren ha defendido que el ser humano pueda intervenir en la gestión de las poblaciones, puesto que la estrategia reproductiva de ese cánido tiende a un crecimiento exponencial, a diferencia de lo que ocurre con el oso, que únicamente tiene a su cuidado unas pocas crías, ha argumentado. Coincide con él Pablo Santos, presidente de Waves España, que cree que el lobo debe contar con «ciertas medidas de control», compatibilizar la especie con los diferentes usos agroganaderos y aprovecharla como recurso turístico.
Más crítico se ha mostrado el representante institucional de Castilla y León. Al igual que el resto de las comunidades loberas, llevan años intentando revertir las consecuencias de la inclusión del lobo en la lista de especies especialmente protegidas (Lespre). El director general de Patrimonio Natural y Política Forestal de la Junta, José Ángel Arranz, cree que la prohibición de la caza del lobo está basada en «decisiones unilaterales» que impiden una correcta gestión de la especie.

Aumento del 19 % en ataques de lobos

El daño que los cánidos producen al ganado ha ido en aumento desde la inclusión del animal en el Lespre. En 2022 se registraron 12.898 ataques de lobos frente a los 10.560 del año anterior, según la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).
Así, en el caso de Castilla y León se ha pasado de 4.381 ataques de lobo en 2021 a 5.086 el pasado año; en Asturias, de 2.456 a 2.476; en Cantabria, de 1.594 a 2.436; en Galicia, de 2.050 a 2.251 y en La Rioja, de 159 a 649.
Una situación que, además, comienza a expandirse por el territorio. En los últimos meses, se han producido «tres o cuatro» agresiones al ganado ovino en la Sierra Norte de Guadalajara, concretamente en la comarca de Atienza. «Estamos un poco enfadados porque desde la Administración se están denegando bastantes ataques tanto de lobos como de buitres, que nos están viniendo de hace dos años, y no sabemos por qué», señalan desde la presidencia de la Agrupación de Ganaderos de la Sierra Norte.

Un cordero huérfano para Barbón

La organización Asturias Ganadera se movilizó esta semana para exigir al presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, una serie de medidas que palíen los ataques del lobo. En esta ocasión los ganaderos intentaron entregarle a Barbón un cordero que perdió a su madre por el ataque de un lobo. «A ver si Barbón acepta el cordero y luego le ocurre lo que al poni de Von der Leyen y toman medidas», ironizaba el portavoz del colectivo, Xuan Valladares.
Desde la asociación exigen al Gobierno asturiano la reforma de la ley de caza de forma que se garanticen pagos totales, rápidos y justos por ley; la derogación de la inclusión del lobo en el Lespre y que Barbón «obligue a Adriana Lastra y a los otros diputados y senadores de la FSA que votaron a favor de la sobreprotección del lobo que pidan perdón públicamente por traicionar al campo asturiano».
Añadieron que después de «la puñalada socialista» del Lespre, que impone una protección total, «la situación en menos de dos años se volvió insoportable». La entrega del animal a Barbón no fue posible, pero el colectivo sí logró hablar con el consejero de Medio Rural, Marcelino Marcos Líndez que les trasladó que su responsabilidad pasa por «gestionar de la mejor manera posible un asunto complejo».
Comentarios
tracking