Fundado en 1910

16 de abril de 2024

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa RiberaEuropa Press

Junts pide a Ribera que defienda el Delta del Ebro y esta les acusa de no haber hecho «nada» desde la Generalitat

El Gobierno y sus socios independentistas se enzarzan con acusaciones cruzadas de abandono de esta área tarraconense

Junts, el partido del prófugo Carles Puigdemont, ha pedido a la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, «hechos y no palabras» para evitar la desaparición del Delta del Ebro (en Tarragona), a lo que esta les ha acusado de no hacer «nada» por el parque natural cuando ha tenido responsabilidad dentro de la Generalitat de Cataluña.
«Tan nada, tan nada, que el PSC les tuvo que exigir a ustedes, en la negociación parlamentaria de 2020, dedicar seis millones de euros precisamente a la protección del Delta del Ebro», ha recriminado Ribera en un rifirrafe que ha tenido lugar este miércoles en el Pleno del Congreso, cuando el portavoz adjunto de Junts, Josep Maria Cruset, le ha interpelado sobre la situación del Delta del Ebro. «O se mueve de su posición actual y pasa a la acción de la mano de los que conocemos el Delta del Ebro, o usted y su gobierno serán responsables de su desaparición», ha advertido Cruset a la ministra.
En su intervención, el diputado de Junts ha explicado que el parque natural está, en la actualidad, «en la recta final». «De un enorme valor paisajístico y natural», el Delta del Ebro acoge también el «cultivo de 22.000 hectáreas de tierra que produce 150.000 toneladas anuales de arroz», algo que, según Cruset, el Gobierno está «poniendo en riesgo» con su «inactividad».
Asimismo, Cruset ha acusado a Ribera de no considerar como «interlocutores» en esta materia a la Mesa por los Consenso del Delta, que agrupa a los ayuntamientos y las comunidades de regantes del Delta, y de no incorporarla a la Comisión bipartita del Delta del Ebro, órgano que coordina las actuaciones que la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España llevan a cabo en el parque natural.
«Están trabajando en un plan de actuaciones propio, nuevamente a espaldas del territorio, contrario a lo que quiere hacer la gente de las tierras afectadas y, eso sí, al amparo del idolatrado Plan Hidrológico Nacional», ha reprochado el diputado independentista a Teresa Ribera, al tiempo que ha denunciado que su Ministerio está tramitando «múltiples expedientes para una nueva delimitación del dominio público marítimo-terrestre, que implica renunciar a preservar la morfología actual del Delta y entregar al mar miles de metros cuadrados de tierra».
De este modo, le ha instado a tomar «conciencia de este tesoro que es esta tierra», así como «del peso de la historia que tiene sobre sus espaldas» y le ha llamado a aprovechar «la voluntad firme de los ciudadanos de las tierras del Ebro para pasar a la acción». Al mismo tiempo, ha hecho hincapié en la necesidad de que dotar de recursos económicos «necesarios» para implantar las «soluciones».

Compromisos «clave y concretos»

Para contar con Junts en las políticas del Ministerio, según le ha trasladado a Ribera, el Gobierno debe asumir «estos compromisos clave y concretos»: incluir a la Mesa por los Consenso del Delta en la comisión bilateral con la Generalitat de Cataluña, encajar lo que establece el Plan Delta en su Plan de Protección del Delta del Ebro, paralizar los expedientes de delimitación hasta que los puntos anteriores no se hayan acumulado, y movilizar en estos presupuestos del 2024 los recursos necesarios para ejecutar inmediatamente las actuaciones de consenso.
En la réplica, Teresa Ribera ha afirmado que la relación que el Gobierno tiene «con el Delta del Ebro es intensa y comprometida», como la que tiene con «los grandes humedales españoles que merecen la atención y el compromiso por parte de todos». Además, ha subrayado que su etapa en el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero se le dedicó «especial atención» al paraje natural.
«Lamentablemente, el cambio de gobierno en diciembre de 2011 supuso un giro en la orientación que hasta ese momento había seguido el gobierno, un giro que quedó plasmado en la Ley de Costas», ha declarado la vicepresidenta, que ha defendido que «es responsabilidad de la Generalitat desde sus competencias, de los ayuntamientos desde sus competencias y desde el Estado de sus competencias el trabajar al unísono» para proteger una riqueza del Delta.
La ministra ha reprochado el tono de su intervención al diputado de Junts y ha subrayado que todos los actores están «alineados» en este momento, y que la preservación del Delta es una «prioridad compartida por todos».
La ministra ha defendido las acciones realizadas por su Gobierno, para contrarrestar los problemas que enfrenta el Delta del Ebro, como el déficit de sedimentos y el riesgo de erosión por el cambio climático. Citando intervenciones concretas, Ribera ha detallado: «En noviembre de 2023 se iniciaron las primeras pruebas piloto para movilización física de sedimentos retenidos en el embalse de Ribarroja. A lo largo del segundo trimestre de 2024 iremos avanzando en otras tareas» del proyecto.
Ribera ha manifestado que se trata de un sistema «enormemente frágil». «Desgraciadamente hemos tenido ejemplos en estos últimos años de cómo tormentas extraordinarias o de cómo DANAS como la tormenta 'Gloria' o el paso de 'Filomena' han generado daños muy importantes en el ecosistema», ha señalado, para después defender la importancia de contar con el conocimiento científico para «tomar decisiones» por lo que están trabajando con la Universidad Politécnica de Cataluña y con la Universidad de Barcelona.
Comentarios
tracking