Fundado en 1910

19 de mayo de 2024

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.EP

El 68 % de los españoles califica de «malas» las políticas climáticas del ejecutivo de Sánchez

Un amplio 60 % se muestra en contra de obligar a los propietarios de viviendas a realizar obras para mejorar la eficiencia energética, mientras que un aún mayor 74 % lamenta el poco apoyo a la agricultura

Un estudio publicado hoy ofrece una panorámica detallada de la sociedad española respecto a las políticas públicas de transición ecológica, destacando posturas a favor de las energías renovables, los biocombustibles y la energía nuclear, mientras se critica la efectividad del coche eléctrico y se señala la falta de acciones contundentes por parte del Gobierno para una transición justa.
Desarrollado por la compañía Cluster 17 en colaboración con la consultora beBartlet, el estudio examina las opiniones de los ciudadanos españoles sobre temas medioambientales, revelando una sociedad dividida con profundas brechas políticas e identitarias, según el socio y presidente de beBartlet, Jofre Bosch.
Para facilitar el análisis, se definieron 16 grupos homogéneos de personas con sistemas ideológicos compartidos, lo que permite comprender mejor la demanda política y social de la ciudadanía, según el presidente de Cluster 17, Jean Yves Dormagen.

Críticas a la gestión del Gobierno

El estudio también señala una percepción generalizada (67 %) de que el Gobierno no está haciendo lo suficiente para promover la transición energética hacia las renovables. El 68 % califica como «mala» la política gubernamental llevada a cabo por Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, contra el cambio climático.
La falta de apoyo a la agricultura también es una preocupación, con un 74 % lamentando la escasa atención del Gobierno a esta actividad esencial, para la cual «se debería tomar todas las medidas necesarias para que pueda disponer de agua frente a otros usos menos prioritarios» incluso en el caso del regadío. Un amplio 60 % se muestra también en contra de obligar a los propietarios de viviendas a realizar obras para mejorar la eficiencia energética.
Asimismo, un 54 % está en contra de prohibir la construcción de piscinas privadas para ahorrar agua y un 74 % contra la restricción del uso doméstico de este recurso, para dar prioridad a otras actividades como las turísticas.

Renovables y nucleares: una mayoría a favor

El estudio muestra un amplio respaldo (80 %) al despliegue ordenado de energías renovables, considerado imperativo para combatir la crisis climática por el 69 % de los encuestados. El apoyo a la instalación de nuevos parques solares fotovoltaicos es alto (80 %), aunque la aceptación de turbinas eólicas en montes es menor (41 %).
En cuanto a la energía nuclear, el 58 % está a favor de extender el funcionamiento de las centrales nucleares existentes, y el 52 % apoya la apertura de nuevas infraestructuras. Sin embargo, la mayoría (64 %) respalda la imposición de un impuesto extraordinario a las empresas energéticas como parte de la transición ecológica.

Escepticismo hacia los coches eléctricos

A pesar del apoyo generalizado (84 %) a los biocombustibles, el estudio refleja un escepticismo significativo (57 %) hacia los coches eléctricos como solución efectiva para combatir el cambio climático. Esta opinión crítica es más común entre los jóvenes.
Las quejas sobre la infraestructura de recarga eléctrica en España son generalizadas, con un 94 % considerando que no permite la misma autonomía que los vehículos convencionales, y un 85 % criticando la falta de apoyo gubernamental debido a los altos precios de los vehículos eléctricos.
Además, la mayoría (52 %) se opone a la implementación de Zonas de Bajas Emisiones y el 57 % aboga por eliminar vuelos internos de menos de dos horas y media en favor de alternativas ferroviarias.
Comentarios
tracking