Fundado en 1910

24 de mayo de 2024

Imagen de Gmail

Imagen de GmailPixabay

Seguridad

Así funciona la nueva estafa que afecta a las cuentas de Gmail: un truco casi infalible para hackearnos

En el enlace que comparten se esconde un malware que es capaz de robar la cookies guardadas en nuestro dispositivo, incluidas las de inicio de sesión

La seguridad de los usuarios es uno de los aspectos más importantes cuando se navega por la red. De hecho, la identidad digital de cada uno debe estar protegida, ya que podría llegar a caer en manos de los ciberdelincuentes en cualquier momento. Por todo ello, se debe tener mucho cuidado con las plataformas y las aplicaciones en las que se realiza un registro.
La importancia de estos datos, junto con el aumento de ciberataques y otros riesgos, ha llevado a las compañías que almacenan información de cuentas a utilizar numerosos métodos de seguridad para protegerse contra posibles amenazas. En general, los servicios más grandes tienden a implementar más barreras de protección, como es el caso de Google.
Este buscador, capaz de procesar más de 1.000 millones de búsquedas diarias, es el sitio web más visitado a nivel mundial. Registra datos de millones de usuarios de todo el mundo, desde aspectos personales como nombre, dirección o número de teléfono hasta información bancaria. Además, cuenta con una destacada protección, incluyendo autenticación de doble factor (2FA).

¿Cómo funciona la estafa que afecta a Gmail?

Una de las múltiples víctimas de esta nueva estafa ha explicado en el foro de ayuda de Google que su cuenta ha sido pirateada, ya que «los piratas informáticos cambiaron la contraseña y el número de teléfono y también editaron la configuración de autenticación de doble factor. Así que no tengo forma de iniciar sesión en esa cuenta».
Por otro lado, tal y como cuentan desde Forbes, esta oleada de correos fraudulentos atrae a los usuarios con «la promesa de conseguir XRP gratuito, una criptomoneda desarrollada por Ripple». El diseño del mismo es realista e incluye vídeos en los que aparece su consejero delegado.
El enlace que comparten para poder canjear la oferta esconde un malware que es capaz de robar la cookies guardadas en nuestro dispositivo, incluidas las de inicio de sesión. A partir de ese momento, los ciberdelincuentes pueden hacerse pasar por el usuario, acceder a su cuenta y cambiar los datos para expulsar al propietario del acceso de su cuenta. Las cuentas que se están viendo afectadas son las de Gmail y YouTube.

Temas

Comentarios
tracking