02 de octubre de 2022

Tamara pasea por París, en un momento del documental sobre su vida

Tamara pasea por París, en un momento del documental sobre su vidaNetflix

‘Tamara Falcó: La marquesa’

Las mejores sentencias de Tamara Falcó en su 'docureality'

La colaboradora de El Hormiguero desgrana su filosofía de vida en la serie de seis capítulos

Los seis episodios de Tamara Falcó: La marquesa ya están disponibles en Netflix. Como ya analizamos en El Debate tras verlos, se dejan ver, aunque se echa de menos la espontaneidad marca de la casa. Aunque enlatada, Tamara es Tamara y deja reflexiones para el recuerdo en su docureality.

Su «love»

En la producción, tiene mucha presencia su novio, Íñigo Onieva, al que se dirige a menudo como «my love» y al que dedica repetidos elogios, como «Iñigo es una joya». Sorprende cuando lo compara con todo un premio Nobel: «Mario [Vargas Llosa] me recuerda mucho a Íñigo. Los dos es que, o sea, son inquietos. Les gustar ir a todo. Les gusta conocer todo, tienen tiempo para todo. Y nada les da pereza». Puesta a confesar, ofrece hasta detalles bastante íntimos: «Lo que me ha gustado de Íñigo desde el principio es que me siento muy segura en sus brazos».

La fama heredada

Sabe de dónde viene y que eso le ha ayudado en su vida laboral: «Casi toda mi vida está contada en portadas de la revista ¡Hola! Yo nací, nací, literal, entre los medios».

Aquella niña caprichosa

Érase una vez una niña que lo podía tener todo, pero su madre no se lo daba, para educarla mejor. «Yo, por mi primera comunión, querías dos vestidos, no uno. Imagínate. Mi madre casi me mata».

Tempus fugit

El tiempo vuela, pero no añora el pasado. «Yo creo que cada etapa tiene su momento. O sea, me horrorizaría volver a los 5 años, a los 18 años, o a los 25 años, o a los 35 años. Ya los he vivido. Menudo rollo volver a vivirlos».

Su nueva vocación

Cada vez que un antiguo aspirante se pasa por los televisivos fogones de MasterChef, los chefs le preguntan si sigue cocinando. ¡Vaya si lo sigue haciendo la sorprendente ganadora de MasterChef Celebrity 4! «Mi verdadera pasión la descubrí en las cocinas. Soy chef», asegura.

Un programa que odia

El pasado año, Fani Carbajo, la que hizo gritar a Christofer en La isla de las tentaciones, soltó en un programa de Telecinco que había visto a Íñigo Onieva liándose con una muchacha en una fiesta. La respuesta del novio de Tamara fue anunciar acciones legales contra Telecinco, que desconocemos si finalmente emprendió. Tamara tiene clavado aquel episodio. De ahí la frase que suelta sobre Supervivientes –donde también participó Fani– en un determinado momento: «No deberíais ver esos programas, son horribles». No se suele mojar mucho la muchacha, por lo que sorprende tanta contundencia.

Simplemente Mario

Con su nombre de pila se dirige siempre a la actual pareja de su madre. Se ve que tienen gran complicidad. Pero hay caminos que Vargas Llosa se niega a transitar: «Yo voy de compras con mami y Mario se queda leyendo». «Lo hemos intentado llevar alguna vez y no es algo que disfrute mucho. De hecho, no sabía quién era Jimmy Choo [ríe]. Y mi madre y una amiga intentaron explicárselo. Cosas». Jimmy Choo es un diseñador de zapatos caros.

Sobre su madre

El docureality tiene como hilo conductor la apertura de un restaurante efímero en un palacio propiedad de Tamara, iniciativa en la que Isabel Preysler no tiene mucha fe. La protagonista lo entiendo, porque ella es así: «No es una madre que te regale la oreja. Te dice exactamente lo que piense, y su criterio es duro, porque lo es consigo misma».

Máxima vital

La frase no es de ella, sino que se la dijo «el cantante de ABBA», pero la ha incrustado dentro de su filosofía vital. «¡Si no te implicas, no ganas!».

Mujer de fe

La religión juega un papel crucial en su vida. Está enamorada de Íñigo, pero hay más tipos de amor: «Hay un amor completo que solamente me puede dar Dios».

Temas

Comentarios
tracking