Fundado en 1910

21 de mayo de 2024

Chanel entregó a Blanca Paloma el trofeo que la acredita como ganadora

Chanel entregó a Blanca Paloma el trofeo que la acredita como ganadoraLa 1

Benidorm Fest

Blanca Paloma invoca a Remedios Amaya y conquista el Benidorm Fest al ritmo de una nana flamenca

La ilicitana representará a España en Eurovisión tras superar al canario Agoney en una reñida votación

Esta vez hubo unanimidad, y no hubo polémica. A la segunda (el año pasado acabó quinta) fue la vencida: Blanca Paloma representará a España en Eurovisión. Lo hará tras superar al otro favorito, el canario Agoney, en una reñida votación. Chanel, que entregó el trofeo que acredita a la ilicitana como ganadora, ya tiene sucesora. Lo es alguien que, sin complejos ni supersticiones, se proclama heredera de Remedios Amaya, aquella de ¿Quién maneja mi barca?

Karmento: 'Quiero y duelo'

Prendió el fuego, y lo hizo con una bengala, Karmento. Quiero y duelo es la canción más bonica de las ocho finalistas. Eso no lo discute ni el más fan de Agoney. Una canción frágil como una pompa de jabón. Música de raíz, de raíz que brota de la tierra manchega. El caso es que no luchaba contra molinos: eran gigantes.

Megara: 'Arcadia'

Soñaban con poner una pica rockera en Eurovisión. Es un tipo de sonido que jamás ha representado a España en el festival. Y seguirá sin hacerlo. Megara tienen actitud y aptitud, y una puesta en escena que mezcla a Kraftwerk y Madonna con toda la estética heavy. La actuación fue estupenda pero España no sacará los cuernos en Liverpool.

Alice Wonder: 'Yo quisiera'

Dedicó su actuación a su madre, lo cual ya es un buen inicio. La cuota indie del pasado año fue el «ma-ma-ma-ma-ma-ma-ma-ma-ma-ma-ma, mamá» de Ribogerta Bandini. Este año fue el Yo quisiera de la madrileña Alice Wonder. Consciente de que su propuesta va contracorriente se presentó como «la Salvadora Sobral de España». Empezó cantando al piano, y acabó de pie. El público no la imitó porque ya estaba en esa posición.

Fusa Nocta: 'Mi familia'

Por razones obvias, no podemos mandar a Rosalía a Eurovisión. Es más, si decidiese presentar al Benidorm Fest es probable que ni ganase. No exageramos: ya la echaron de un talent televisivo en su día. La suya fue la canción más coreada por el público de Benidorm… hasta que llegó Vicco, claro. La muchacha acabó su electrizante número sobre un coche. Cochemami acabó última en la final.

Agoney: 'Quiero arder'

Extrañamente, tampoco los Locomía fueron nunca a Eurovisión. De hecho, una vez se presentaron al Benidorm Fest de la época y poco les faltó para acabar de últimos. Tino Casal tampoco fue a Eurovisión, y seguramente no habría ido aunque le hubiesen elegido a dedo. Locomía y Tino Casal son invocados en el número de Agoney. Un número magnífico. Un genuino show eurovisivo, un espectáculo que va de menos a más, hecho por alguien que ama Eurovisión y que ya tenía el sueño de ir cuando concursó en OT, donde se dio a conocer. Rapeando, cantando y bailando rozó el cielo de Benidorm aludiendo al infierno («La luz me ayuda a ver / que en el infierno quiero arder», canta en Quiero arder). Tiene su explicación: «Quiero arder porque me han mandado muchas veces al infierno y yo ya me quedo ahí», aclaró en su día.

Blanca Paloma: 'Eaea'

No es supersticiosa Blanca Paloma. Antes de actuar mencionó a Remedios Amaya, la «nueva flamenca» que regresó de Eurovisión con cero puntos en 1983.
Ella lo sabía pero, a su juicio, Europa no estaba entonces preparada para una propuesta de ese estilo y ahora sí lo está. Su canción, coreable cien por cien, la respaldó con una escenografía excepcional –es el campo en el que trabajaba antes de centrarse en la canción– y unos arabescos vocales a la altura de los grandes del flamenco en España. Lola Flores le habría dado un sí rotundo.

Jose Otero: 'Inviernos en Marte'

Otero, el español formado y curtido en el exterior, el músico errante, volvió a exhibir su fortaleza vocal en la final. Soñaba con volver a Liverpool, pero no pudo ser. Se ha dado a conocer, que no es poco. Al acabar, anunció que el próximo año quiere repetir.

Vicco: 'Nochentera'

Soraya lo calificó de «temazo festivalero es este» y, a juzgar por la reacción del público, lo es. Era la canción más coreable de todas, la que se te queda en la cabeza dando vueltas y te sorprendes tarareando cuando vas a lavarte los dientes. Vicco puso un gran y alegre fin de fiesta.

Las votaciones

Tras las actuaciones, llegaron las votaciones.
Abrió el turno el jurado profesional, cuya decisión pesa un 50 % en el resultado final. Las máximas puntuaciones fueron para Blanca Paloma (94 puntos) y Agoney (80). Los siguieron Vicco (59), Alice Wonder (53), Megara (50), José Otero (37), Karmento (35) y Fusa Nocta (24).
El voto demoscópico (muestra formada por 350 personas representativa de la sociedad española, que supone el 25 % de la decisión final) lo ganó Vicco, con 40 puntos. La siguieron Blanca Paloma (35), Agoney (30), Megara (28), Fusa Nocta (25), José Otero (22) Karmento (20) y Alice Wonder (16). En ese momento, Blanca Paloma seguía superando a Agoney: 129 por 110.
El 25 % restante lo aportó el televoto. Blanca Paloma obtuvo 40 puntos. Le siguieron Agoney (35), Vicco (30), Megara (28), Karmento (25), Fusa Nocta (22), Alice Wonder, (20) y José Otero (16).
Con 169 puntos, por los 145 de Agoney, la ilicitana obtuvo el billete para Liverpool. El tercer puesto fue para Vicco (129). A continuación quedaron Megara (106), Alice Wonder (89), Karmento (80), José Otero (75) y Fusa Nocta (71).
Comentarios
tracking