28 de enero de 2023

Un hombre camina con su perro frente a un edificio de apartamentos de Mariúpol destrozado por las bombas

Un hombre camina con su perro frente a un edificio de apartamentos de Mariúpol destrozado por las bombasGTRES

Polémica comparación de Zelenski en el Congreso: equipara Guernica con los bombardeos de Ucrania

El dirigente ucraniano ha hecho referencia en la cámara española a un pasaje de la Guerra Civil en el que murieron 126 personas: «Estamos en abril de 2022, pero parece que estamos en abril de 1937»

Lo había hecho en otras de sus intervenciones en las cámaras de otros países, siempre buscando paralelismos históricos para apelar al destino común de las naciones. Y en este caso, Volodímir Zelenski ha encontrado un acontecimiento histórico español con el que asimilar lo que está sucediendo en el país que gobierna, Ucrania.
Tenía múltiples ejemplos de invasores poniendo en jaque la soberanía española, desde la invasión musulmana a la napoleónica, pero en su intervención en el Congreso de los Diputados ha escogido otro más reciente: el bombardeo de Guernica, un ataque aéreo realizado sobre población civil de esta localidad vasca el 26 de abril de 1937, en el transcurso de la guerra civil española.
Guernica no fue ni mucho menos la única localidad bombardeada en España, ni siquiera la que más víctimas dejó: la Legión Cóndor de los nazis bombardeó la localidad vasca dejando unos 126 muertos. «Estamos en abril de 2022, pero parece que estamos en abril de 1937, cuando todo el mundo se enteró de una de vuestras ciudades, Guernica. Imaginen que en las ciudades normales, donde viven más de 100.000 personas, viven sin agua, sin comida y sin medicamentos. eso es lo que ha pasado en Mariúpol, que el ejército ruso la ha bloqueado y destruido», ha explicado Zelenski, comparando Guernica con Mariúpol.
El cuadro 'Guernica', de Picasso, quiso reflejar el bombardeo de la localidad vasca

El cuadro 'Guernica', de Picasso, quiso reflejar el bombardeo de la localidad vasca

«La historia de España está llena de momentos difíciles, en los que la libertad fue puesta en peligro. Pero el empeño de los españoles consiguió restaurar esa libertad», ha intervenido Pedro Sánchez, sin nombrar directamente el conflicto de la guerra española.

¿Qué pasó en Guernica?

Zelenski ha venido haciendo menciones específicas a acontecimientos y situaciones históricas en los distintos países en sus discursos ante los Parlamentos para movilizar a los diputados y que apoyen a Ucrania frente a la invasión rusa. En el caso español, ha escogido Guernica. Pero ¿qué pasó realmente en la localidad vizcaína?
El 26 de abril de 1937 cruzaaron el cielo los Junker Ju 52 y los Heinkel He 51 de la Legión Cóndor alemana y los Savoia-Marchetti S.81 Pipistrello y los Fiat CR 32 de la Aviazione Legionaria Italiana. Guernica no tenía defensas antiaéreas, tan solo 5.000 habitantes indefensos.
Empezaron a caer las bombas, y las primeras explosiones se produjeron junto al puente de Rentería y en la estación de trenes. Durante más de tres horas los escuadrones comandados por Wolfram von Richthofen y Hugo Sperrle asolaron la ciudad-símbolo de los fueros vascos. Destruyeron el Ayuntamiento, la iglesia de San Juan, el matadero, la alhóndiga, el teatro Liceo…
Sin embargo, se trata de un mito al que contribuyó Picasso con su obra (encargo, por cierto, del director general de Bellas Artes, Josep Renau, con fines propagandísticos. La acción formaba parte de la ofensiva del Norte. Cayó Eibar y su comarca, de gran importancia por su abundante industria de armamento y por su posición estratégica. Las tropas rebeldes habían entrado en la población, mientras los gubernamentales huyeron por la carretera Durango-Bilbao.
El bombardeo, que tenía como objetivo la fábrica de armas, duró tres horas. Claude G. Browers, embajador de Estados Unidos en Madrid, en su libro Misión en España, afirma: «Guernica, tanto por los sistemas de bombardeo empleados como por el tipo de armas utilizadas, fue un test, un laboratorio para la Luftwaffe de Herman Goering».

El bombardeo de Cabra, mucho más sangriento

Hubo otro bombardeo durante la Guerra Civil, menos conocido pero más sangriento, al que Zelenski podía haber recurrido para realizar su comparación. Cuando, en noviembre de 1938, la aviación republicana bombardeó Cabra (Córdoba), asesinó a 109 civiles causó y más de 200 heridos, pero la difusión de los rebeldes no supo magnificarlo como sí hizo el Gobierno con el Guernica, cuadro incluido.
Las tropas franquistas concentradas en Cabra en esa fecha eran numerosas. Entre otras, se hallaban la 34. ª Compañía de Automovilismo, la 34. ª Compañía de Trasmisiones y el Batallón de Trabajadores n. º 37 (prisioneros que realizaba funciones de allanar el camino a las fuerzas sublevadas). Desde el 1 de noviembre de 1938 se ubicó en esta localidad el Cuartel General de la 34 División, situándose los Puestos de Mando de los comandantes de Artillería e ingenieros. Por ello, entre las víctimas del bombardeo se hallaban numerosos militares pertenecientes a las fuerzas que se encontraban acantonadas en el pueblo.
En el momento del bombardeo, Cabra se encontraba en la retaguardia, a varios kilómetros de la línea del frente. Los bombarderos estaban completamente pilotados por tripulación española (no como en Guernica), y hubo otro límite traspasado: el servicio de información de la unidad a la que pertenecían los Katiuska fue advertido de la presencia en Cabra de una unidad italiana de paso. Pilotos y observadores esperaban encontrar un campamento de tiendas en las inmediaciones de la localidad y vehículos militares a sus alrededores. Al llegar, pudieron ver fugazmente un gran número de tiendas en la plaza central de Cabra que resultaron ser el mercado de abastos, no un campamento militar, y atacaron sin confirmar el objetivo que bombardeaban.
El bombardeo carecía de utilidad militar y causó un alto número de bajas civiles. Al caer en el mercado, resultaron muertos y heridos muchos campesinos, también mujeres y niños.
Comentarios
tracking