04 de julio de 2022

Pedro Sánchez se fotografía con una seguidora del PSOE

La serie de Pedro Sánchez costará casi 21 millones de eurosGTRES

Los 20 millones que Pedro Sánchez ha destinado para su 'reality' de autopromoción

Secuoya Grupo de Comunicación ha recibido 20.690.000 euros desde 2020 del Instituto de Crédito Oficial (ICO), según el BOE, para rodar una serie sobre Pedro Sánchez de la que no se sabe si es para reírse o para llorar

El BOE muestra lo que las declaraciones públicas y enlatadas callan. Tras el anuncio del rodaje de una serie, cuyo protagonista absoluto es el galán del celuloide político el presidente del gobierno socialista Pedro Sánchez, los mentideros culturales hervían y se hacían eco de la ansiedad por conocer el contenido de dicha producción audiovisual.
Hasta el momento sólo había trascendido la dirección de Curro Sánchez Varela, experimentado ya en las lides documentales con, entre otros, el bello retrato biográfico que hizo de su padre, el excelente guitarrista Paco de Lucía en La búsqueda, que le hizo justo ganador del Premio Goya.
Como es normal, en sus declaraciones a El Debate, Curro no quiso desvelar nada de la trama y el misterio que ha rodeado la superproducción, para la que el inquilino de La Moncloa no ha dudado en ofrecerla como escenario de algunas de sus aventuras.
Las distintas cifras que ha recibido el grupo Secuoya, hasta los casi, 21 millones de euros

Las distintas cifras que ha recibido el grupo Secuoya, hasta llegar a los, casi, 21 millones de euros

Vocación de servicio mediático

Las cifras están ahí para ser consultadas por las mentes inquietas y curiosas ya que declaraciones, en este sentido, no se encuentran, incluso cuando se ha preguntado por ello, como en su momento hizo la oposición, a través de un escrito del diputado del PP, Agustín Almodóbar –con b– Barceló. Desde abril de 2020, la productora Secuoya ha recibido catorce líneas de crédito en sumas que van, desde los primeros 875.000 euros, hasta el último 1.365.000 del 7 de junio de 2021.
Sin embargo, Pedro Sánchez debe está encantado con el proyecto, ya que, seguramente, nos encontramos ante el político más sensible a la propaganda audiovisual y a la venta de sí mismo a través de las redes sociales, de su traslado en aviones, con gafas o sin gafas, con miradas perdidas hacia el horizonte, con la circunspección de pose dinámica y autoridad de despacho; del deporte preceptivo, las llegadas a ministerios entre los aplausos de sus súbditos y testimonios gráficos que han despertado en más de una ocasión la hilaridad, cuando no la vergüenza ajena por el exceso innecesario de impostura y manicura para las fotos de sus manos.
Mientras esperamos el fruto cinematográfico de Curro Sánchez Valera con la figura mediática del presidente, quizá sea bueno recordar, y echar de menos, nos hagan echar de menos aquellas fotos neutras y sosas en las que los bustos de los candidatos ondeaban por las calles, avenidas y plazas de nuestras ciudades, con alguna frase intrascendente como «por el cambio» o «a ganar», y que a los españoles no nos esquilmaran el presupuesto para subvencionar esta eterna campaña electoral en la que han convertido los políticos la vida social y cultural de nuestro país.
Comentarios
tracking