Fundado en 1910

19 de junio de 2024

Winston Churchill en 1946

Winston Churchill en 1946

El asombroso origen de la palabra «chachi»

Su búsqueda en el diccionario remite a «chanchi» como adjetivo: «Estupendo, muy bueno», y en su segunda acepción se refiere a «voz indígena»

la Cádiz de la posguerra y de la II Guerra Mundial era una ciudad que respiraba asistida por el contrabando al que obligaba la escasez. Desde Gibraltar llegaban productos imposibles. Artículos tan deseados que los gaditanos, orgullosos de esta etimología, llamaban «chárchil» como a Winston Churchill, el primer ministro británico de entonces.

Todo lo que llegaba desde el Reino Unido a través de este «territorio británico de ultramar» era magnífico, tan magnífico y tan importante como Churchill, protagonista heroico de la contienda. Todo lo bueno era «chárchil» y de «chárchil» a «chachi» solo hubo un paso.

¿Churchill o «chachipén»?

Una palabra sin aparente etimología encuentra su origen en los años cuarenta. Pero también está de por medio la palabra «chachipén» («verdad»), término surgido del caló (la «variedad del romaní que hablan los gitanos de España, Francia y Portugal», según el DRAE), como «curro», referido al trabajo, de «curra» o «paliza», relativo a «pegar»; o como «molar», que también en caló significa «valer» o «producir».

De «chachipén» a «chachi» hay más camino que de «chárchil» a «chachi», y otra opción más: el DRAE remite por «chachi» a «chanchi» como «estupendo, muy bueno»... No parece haber un rastro claro de cual es el origen de «chachi», pero todos son asombrosos, sobre todo el primero, o al menos curiosos.

Temas

Comentarios
tracking