02 de febrero de 2023

«Isabel II: vida de una reina (1926-2022)» de Robert Hardman

«Isabel II: vida de una reina (1926-2022)» de Robert HardmanPlaneta

'Isabel II': la biografía de una reina casi centenaria

Exhaustivo y ameno recorrido de Robert Hardman por la vida de uno de los protagonistas más importantes de la historia reciente

El 8 de septiembre de 2022, poco después de cumplir setenta años en el trono, fallecía en su amada Escocia la monarca más longeva de la historia del ya de por sí histórico reino de Inglaterra. A pesar de no haber nacido para ser reina –su ascenso al trono se debió a la polémica renuncia de su tío y, posteriormente, a la temprana muerte de su padre–, Isabel II ha protagonizado uno de los reinados más interesantes de nuestra historia reciente.
No en vano, nos encontramos ante una monarca que, entre otras cosas, vivió la Segunda Guerra Mundial como enfermera voluntaria, vio desmoronarse el Imperio Británico, presenció en primera persona la convulsa Guerra Fría y presenció la pandemia del Covid-19. Entre tanto, conoció a ocho papas y despachó con quince primeros ministros, desde Winston Churchill hasta el malogrado Boris Johnson. Y, lo que es más meritorio, a pesar de todas las dificultades a las que se enfrentó, fue una reina que mantuvo hasta el fin de sus días el cariño y la admiración hacia su persona por parte de la abrumadora mayoría del pueblo británico
Convendrán conmigo en que un personaje de esta entidad merecía una biografía que le hiciera justicia. Este es el caso, sin duda, de la obra que les presentamos: Isabel II: vida de una reina (1926-2022), escrita por Robert Hardman. A pesar de no ser una biografía oficial ni explícitamente autorizada por parte de la Corona, la obra de Hardman, uno de los biógrafos de cabecera de los Windsor, sí tiene un carácter que bien podría calificarse como oficialista.
«Isabel II: vida de una reina (1926-2022)» de Robert Hardman

planeta / 856 págs.

Isabel II: vida de una reina

Robert Hardman

En efecto, en esta obra se nos presenta un retrato amable y luminoso de la monarca, en el que se destacan los puntos fuertes de su reinado y se justifica –en ocasiones con sutileza y en otras con una vehemencia apenas disimulada– su actuación incluso en aquellos acontecimientos que pudieran resultar más polémicos, como por ejemplo las numerosas querellas familiares que caracterizaron el final de su vida.
En el haber de esta biografía se encuentra que, a pesar de sus más de ochocientas páginas de extensión, Hardman logra que su lectura se haga sencilla y amena.
En primer lugar, el autor opta por una narración que sigue un escrupuloso orden cronológico, algo no es tan habitual como pueda parecer en las biografías modernas, y que sin duda permite al lector no perderse pese al gran número de acontecimientos, lugares y nombres mencionados durante la narración. Además, Hardman utiliza un estilo sencillo y alejado de florituras retóricas, con algunos toques de fino humor británico, que aligeran la lectura.
Pero posiblemente la gran contribución de esta biografía sea la abrumadora colección de fuentes de primera mano y de protagonistas a la que Hardman ha tenido acceso durante sus más de veinticinco años de seguimiento de la familia real. Durante toda la obra, vemos desfilar a lo más granado de política de siglos XX y XXI, desde el propio duque de Edimburgo, marido de Isabel durante más de setenta años, hasta George W. Bush, Obama, Tony Blair o David Cameron, personajes todos que convivieron o trabajaron mano a mano con la reina. Gracias a estos testimonios, y a los de muchas otras personas del entorno de la monarca, esta biografía nos permite conocer mejor a la persona que se escondía detrás de Isabel II.
Esta versión llena de matices sin duda completa y enriquece la visión más cinematográfica de la monarca, muy mediatizada por la popular serie The Crown, que Hardman no duda en criticar por presentar un retrato de la reina que, en su opinión, está muy alejado de la realidad. Por ejemplo, lejos de entender la corona como una carga, los testigos que convivieron con Isabel nos hablan de una reina comprometida e incluso encantada con su posición y su misión, lo que se traducía en una energía y en una pasión por su labor que impresionó a todo aquel que trabajó con ella.
Nos encontramos, por tanto, con una biografía exhaustiva y de lectura recomendable no solo para quienes estén interesados en la impresionante figura de Isabel II, sino, más allá, para todas las personas que deseen conocer más sobre algunos de los acontecimientos más reseñables de nuestro pasado más reciente desde la óptica de una de sus más ilustres protagonistas.
Comentarios
tracking