20 de mayo de 2022

RITA

Rita Hayworth, uno de los iconos de la edad dorada de Hollywood

35 años de la muerte de Rita Hayworth: de las violaciones de su padre a objeto sexual de Hollywood

Entre las operaciones para cambiar su aspecto hispano, los abusos y el alcohol, Margarita Cansino se convirtió en uno de los paradigmas de juguete roto del cine americano

Rita Hayworth fue una de las pocas hispanas que triunfó en la meca del cine y una de las actrices más emblemáticas del Hollywood dorado. Sin embargo, debajo del cartón piedra, los escenarios de lujo y el oropel de los trajes de fiesta, el infierno la arropaba cada noche al volver a casa.
La actriz, nacido en 1918 en Nueva York con el nombre de Margarita Carmen Cansino, era hija de un bailarín sevillano, «buscavidas» de la posteridad, que se trasladó con su mujer y su hija a California, donde después la obligó a acompañarle haciéndola pasar por su esposa en todos los tugurios donde actuaban a lo largo de la costa oeste de Estados Unidos.

Con su padre en los tugurios y en la cama

Su padre la obligó a borrar su fisonomía hispana y su alma, a cambiar su pelo azabache, a maquillarse y vestirse de manera más provocativa, y a ser su amante desde los trece años para convertirla más tarde en un fetiche atractivo a los productores ávidos de carne humana. Después, vino lo esperado. Los poderosos, y no tan poderosos del cine, como Rudolph Maté, que la contrató para películas de serie B como La nave de Satán, de 1935. Y, después, en 1937, Eddie Judson, otro charlatán cuarentón, aficionado a la venta de coches y a las mujeres de bar, que se casó con Rita y le terminó consiguiendo un contrato de siete años con los estudios Columbia. Pero este no vio en la actriz más que una inversión económica. Por eso, la obligó a quitarse los molares para afilar su rostro, elevar la línea de nacimiento del pelo, y a ofrecerse a todos los hombres que la pudieran hacer medrar en la industria, con su nueva cabellera encendida de fuego y pasión.
Actress Rita Hayworth participates in the scrap metal recycling campaign by donating her car's bumper in response to the call for bumpers and other non-essential metal car parts for the war effort in Hollywood, Ca., Oct. 4, 1942.  Hayworth has also been selling war bonds.  (AP Photo)

Actress Rita Hayworth participates in the scrap metal recycling campaign by donating her car's bumper in response to the call for bumpers and other non-essential metal car parts for the war effort in Hollywood, Ca., Oct. 4, 1942. Hayworth has also been selling war bonds. (AP Photo)©GTRESONLINE

GILDA, Rita Hayworth, 1946, 'Put the Blame on Mame.' 
1940s movies 1946 movies Black dress Dance Hayworth,rita Long gloves Movies Opera gloves Strapless dress Strip

Rita Hayworth haciendo volar su famoso guante en 'Gilda' (1946)

REBECCA WELLES, less than a month old, is held by her proud mother, RITA HAYWORTH, 1/18/45 
1940s candid Baby Candid Daughter Hayworth,rita Holding Mother Parent Robe Smile Welles,orson Welles,rebecca

La actriz junto a su hija Rebecca, nacida del matrimonio con el director de cine Orson WellesGTRES

From left: Rita Hayworth, Orson Welles on their way to Acapulco to work on THE LADY FROM SHANGHAI, 1946 
1940s candid 4-zast Candid Hayworth,rita Husband and wife MEJ Welles,orson

Orson Welles la dirigió de mala gana en 'La dama de Sanghai'GTRES

La actriz

La actriz recibiendo un premio en 1977

De Orson Welles a Aga Khan

Así apareció en Sólo los ángeles tienen alas (1939) y en Sangre y arena (1941 ), en las que ya se consagró como gran estrella sensual de la época. En pocos años, Hayworth se convierte en una de los grandes reclamos del cine y comienza a distanciarse de su marido, al que termina abandonando para casarse con Orson Welles. El director de Ciudadano Kane fue un consuelo para las heridas tan profundas que la actriz había sufrido por la avaricia y la lujuria de su entorno, pero Welles nunca pudo hacer nada frente al abismo afectivo en el que ella vivía a diario. El mismo director reconocería en una recordada frase que «todos los hombres se acuestan con Gilda, pero se levantan conmigo», como una imagen desoladora de la realidad del mito en la penumbra de las bambalinas.
En Rita nada permanecía y, antes o después, desaparecía para ahogar en el alcohol la pena de un alma sin afectos. Una vez finalizada la relación con Welles, llegó el príncipe Alí Aga Khan, embajador de Pakistán ante las Naciones Unidas y playboy con quien tuvo a su hija Yasmin, y que la consiguió retirar del cine una temporada; después, el violento cantante Dick Haymes y el productor James Hill. A sus prematuros cincuenta años, apareció la enfermedad de Alzheimer, por aquél entonces desconocida y confundida, en su caso, con los síntomas del alcoholismo, que la retiró de los rodajes por incapacidad memorística y de la vida real para siempre.
Comentarios
tracking