Fundado en 1910

19 de mayo de 2024

El actor Pepe Viyuela

El actor Pepe ViyuelaGTRES

Pepe Viyuela abandona la obra de Ramón Paso rechazando su presunción de inocencia con el apoyo de Yolanda Díaz

El dramaturgo, autor de Jardiel enamorado, la obra que se ha suspendido, sí ha recibido el apoyo de sus socias y otras trabajadoras de la compañía de teatro, todas ellas mujeres

La presunción de inocencia es un principio jurídico penal que establece la inocencia de la persona como regla. La Declaración Universal de los Derechos Humanos dice en su artículo 11: «Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en un juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias a su defensa».
El artículo 24.2 de la Constitución española se refiere a la presunción de inocencia: «Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia.
La presunción de inocencia aparece en códigos penales, constituciones, declaraciones o convenciones nacionales e internacionales. Todas esas leyes, códigos, constituciones, declaraciones o convenciones que a la izquierda moderna, woke y revisionista no le son suficientes para aceptar y respetar una garantía democrática consagrada. El último caso noticioso es el del actor Pepe Viyuela, protagonista de la obra Jardiel enamorado del dramaturgo Ramón Paso, recientemente suspendida tras las acusaciones por presuntos delitos sexuales presentadas por la Fiscalía contra el autor.

«No tengo tripas de seguir»

Para Viyuela las mujeres que supuestamente fueron objeto de abusos por parte de Paso en el transcurso de cástings son víctimas: «No tengo tripas de seguir, me pongo del lado de las víctimas», dijo el cómico sin conocer nada más que la denuncia y sin prueba en contra alguna. Una decisión contraria a la que han tomado las socias de la compañía teatral de Paso y otras trabajadoras de la misma, todas ellas mujeres.
«Ramón tiene que aclarar muchas cosas», ha dicho. «Me he quedado de piedra. Estoy nervioso. No pienso en otra cosa. Estoy conmocionado», decía el pasado miércoles el actor como juez que ya ha dictado sentencia poniéndose del lado de la acusación sin contrastar dicha acusación, pasando por encima de la presunción de inocencia: «No puedo desconfiar del testimonio de 14 personas. Algo tiene que haber. No creo que haya un complot ni que se lo quieran cargar». Viyuela no puede desconfiar de 14 mujeres, pero sí puede desconfiar del director Ramón Paso y de todas las otras mujeres que sí están respetando la presunción de inocencia.

«El lado correcto de la Historia»

Una persona no es culpable hasta que se demuestre lo contrario, pero para Viyuela sí. También para Yolanda Díaz, quien ha apoyado la decisión del actor que dijo que era «tranquilizador que no exista la posibilidad de que la extrema derecha participe del Gobierno en el horizonte inmediato»: «Sin el apoyo de ellos, es mucho más complejo. Gracias, Pepe Viyuela por ser ejemplo de cómo se debería de actuar ante denuncias tan graves. Hay un lado correcto en la historia y siempre es al lado de las víctimas. Hay que acabar con el compadreo que los hace sentir impunes».
Toda una vicepresidenta del Gobierno que apoya no respetar una garantía democrática expresada en todo tipo de códigos penales, constituciones, declaraciones o convenciones nacionales e internacionales. El lado correcto es el de las víctimas, como dice Díaz, independientemente de que se haya demostrado que lo son. Una anomalía democrática y una acción totalitaria que define por donde van los tiros de una izquierda desbocada contra la libertad y los derechos fundamentales bajo la falsa apariencia de su defensa.
Comentarios
tracking