10 de diciembre de 2022

Nacho Cano presenta el musical 'Malinche'

Nacho Cano presenta el musical 'Malinche'

Nacho Cano presenta el musical 'Malinche'
Nacho Cano presenta el musical 'Malinche'

Nacho Cano presenta el musical 'Malinche'

Nacho Cano presenta por fin 'Malinche': «El mestizaje fue real, otra cosa es que no sepamos historia»

El compositor presenta un musical digno de Broadway que le ha llevado casi 12 años de su vida, y se desentiende de las críticas: «Yo pago 150 nóminas y los que me atacan, ninguna»

Nacho Cano (Madrid, 26 de febrero de 1963) está acelerado, pero no nervioso. Lleva casi 12 años trabajando en la que es «la obra de una vida», también la obra de su vida: un musical colosal que ha creado sobre la figura de La Malinche, aquella mujer nahua que fue fundamental en la conquista de Tenochtitlán y que acabó siendo la esposa de Hernán Cortés.
El compositor ha presentado a la prensa su monumental obra, y lo ha hecho con alegría y con ilusión, a pesar de todos los problemas a los que se ha tenido que enfrentar en este tiempo. Finalmente no pudo construir su pirámide azteca en el barrio de Hortaleza «debido a un problema de ruido», aclara el artista a El Debate. Pero no importa: él mismo nos ha guiado entre bambalinas en la carpa de 28 metros de ancho y 24 de fondo que ha instalado frente al pabellón 2 de Ifema y hemos descubierto que, finalmente, sí ha podido construir su delirio mexicano: bajo una luna proyectada en una enorme pantalla, una imponente pirámide azteca puebla un escenario digno de Broadway.
«Nosotros siempre importamos grandes producciones de Broadway; es hora de que las exportemos también», ha explicado Nacho Cano, a la vez que nos guiaba, orgulloso, a través de una pirámide que se ha abierto para dejar paso a la popa de la nave con la que Hernán Cortés desembarcó en Cozumel y después en Potonchán, donde conocería a Malinche, luego bautizada como Marina.
Tras dejar atrás una cascada con un pequeño lago «porque muchas escenas suceden en el agua», nos adentramos rodeando el barco y descubrimos un cenote. En el backstage, cabezas de caballo y un sinfín de trajes dan una idea de la envergadura que tendrá el musical, al que podrán asistir cada día a partir del 15 de septiembre mil personas.
Nacho Cano, dirigiendo al elenco de 'Malinche' mientras cantan 'México Mágico'

Nacho Cano, dirigiendo al elenco de 'Malinche' mientras cantan 'México Mágico'Gtres Online

«Los ataques me ponen cachondo»

El revisionismo histórico, la recuperación de la leyenda negra y en general remover los temas colonialistas suelen no solo estar en la agenda woke, sino crear problemas a quien se atreve a desafiar el discurso oficial, por mucho que la historia les contradiga. A Nacho Cano también han intentado pillarle por ahí, pero él lo tiene claro: «Malinche es la 'madre' de la nueva cultura mestiza que surgió como resultado de la fusión entre dos civilizaciones. El mestizaje fue real, otra cosa es que no sepamos historia», ha dicho en referencia a los que le acusan de contar solo una parte de la conquista.
Más que acostumbrado a las críticas después de 42 años de carrera –«firmé mi primer contrato para un disco con 17 años y ahora tengo 59», ha recordado–, se ha mostrado tranquilo y con ganas de contestar a todos, también a los que le atacan: «A nadie le gusta que le disparen. Pero, cuando vuelvo a todo esto, pienso que igual es hasta bueno que me ataquen porque me pone cachondo eso», ha señalado. Y ha tirado su propio dardo: «Yo pago 150 nóminas. Los que me atacan creo que no pagan ni una. Pero todo esto forma parte de la vida. Las críticas de verdad deben empezar ahora con el estreno. Hasta ahora todo han sido especulaciones».
En las inmediaciones del Templo Canalla, Nacho Cano ha dirigido también al elenco, que ha interpretado tres canciones del musical compuestas por él. Entre ellas, México Mágico, cuya letra dice cosas como «quieren saber de tu señor, sus dominios, sus secretos y del oro que descansa en la región», pero también «hablan de amor y compasión, con la escopeta y la oración» y «rezan a un Dios de salvación que promete vida eterna y alegría en el vivir por el amor».
La evangelización está así presente como un acto de amor y no como una imposición o una venganza, lo mismo que las relaciones entre la tripulación de Cortés y el pueblo azteca. «Invité a la mujer de López Obrador a comer, le conté el proyecto y le gustó bastante», cuenta Nacho Cano, consciente de que el presidente de México ataca continuamente a España por el pasado colonial. Por ello mismo, y aunque ya se realizó una presentación del musical en la Casa de México en Madrid, es posible que el espectáculo encuentre oposición, sobre todo por la premisa de la que parte su director: «Vamos a contar la parte bonita de la historia. Los artistas tenemos que sacar la belleza de lo peor. Nosotros no vamos a analizar entre buenos y malos, para nosotros todos son buenos. La historia ha juzgado muy mal a unos y a otros», ha insistido.

Arte y política, malos amigos

El ex miembro de Mecano no ha dejado de responder ninguna pregunta, tampoco las que incidían en su apoyo explícito a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. «Yo la apoyé porque ella y su equipo, Marta Rivera de la Cruz, que estaba en Ciudadanos, mantuvieron los teatros abiertos en la pandemia. Eso fue valiente», ha destacado antes de explicar que ese fue el motivo por el que pudo seguir pagando los sueldos de su equipo. «Mi apoyo fue un acto de agradecimiento personal, que le hacía de parte de todos los artistas, porque si no, hubiera tenido que echar a mucha gente. Si paras este tren, no se vuelve a poner en marcha. Pero ese acto de agradecimiento me supuso un ataque desmedido de sus enemigos».
Respecto a la famosa pirámide, ha manifestado que aquel espacio –el solar de 10.000 metros cuadrados de Hortaleza– fue gestionado por la vicealcaldesa Begoña Villacís y Mariano Fuentes, delegado de Desarrollo Urbano. «No se pudo hacer allí, pero yo nunca tuve trato de favor. Todo lo que se dijo eran mentiras. Me han dado caña por ser como soy, pero voy a seguir siéndolo», ha concluido con aplausos.
Isabel Díaz Ayuso en la entrega de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo al músico Nacho Cano.

Isabel Díaz Ayuso en la entrega de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo al músico Nacho CanoGtres Online

¿De dónde le viene a Nacho Cano su amor por Malinche? «Cuando me fui a Miami en 2010, me di cuenta de que esa ciudad era fruto de algo espectacular que había ocurrido allí, y me puse a estudiar historia a la vez que empezaba a componer los primeros temas». Con sus estudios, descubrió la figura clave de la conquista: «Malinche es la mujer más importante, la madre del mestizaje, aunque su figura se ha manipulado. Pero gracias a que es un musical, vamos a mezclar música, drama, emoción, aventura y diversión. Malinche es el elemento histórico que nos ayuda a construirlo, pero esto es para pasárnoslo bien: es mi visión de la jugada», ha concluido.
También se nota que Cano ha hecho los deberes cuando tratan de «pillarle» con datos históricos. «La población azteca era el 2 %. Dominaban un montón de culturas, y de hecho la primera batalla de Cortés fie contra los mayas, que eran enemigos de los aztecas». Una y otra vez se ha encargado el director del gran estreno de la temporada de recordar que lo que quiere hacer es contar una historia de amor ocurrida en un determinado marco histórico: «Es como con Mecano: hay canciones cuya letra es deprimente, pero la música hace que saquemos belleza de lo peor. Eso es el arte».
Esta «oda al mestizaje» supone una revolución en el mundo de los musicales: una década de trabajo, diez millones de euros de inversión y un capítulo de la historia de España por el que se ha pasado de puntillas: «Quienes quieran criticarme, que vengan a verlo primero. Porque yo puedo querer a mis padres o no quererlos, pero no puedo negar que soy una consecuencia de ellos. Ese es nuestro approach con Malinche: tenemos que aprender y aceptar de dónde venimos».
Comentarios
tracking