Fundado en 1910

30 de mayo de 2024

Tomás González-Martín
Tomás González-MartínMadrid

La insostenible situación de Pedro Rocha: imputado por el caso Brody y expedientado por el TAD

  • Carlos Herrera y Eva Parera tuvieron que retirarse de la carrera electoral ante el control monopolístico de Rocha sobre las Territoriales

Actualizada 16:27

Pedro Rocha a su llegada al Juzgado

Pedro Rocha a su llegada al JuzgadoAFP

La bruma de la sospecha se cierne sobre Pedro Rocha y la sede de la Federación en Las Rozas. El cacereño se las veía muy felices después de conseguir el apoyo de las Federaciones Territoriales, que son la madre del cordero para alcanzar la presidencia de la Federación Española de Fútbol. Pero ha sido vicepresidente con Luis Rubiales, ha sido el hombre que le llevó al cargo hace un lustro y nadie se cree que el extremeño no tenga nada que ver en todas las sospechas de corrupción de un ente que vive los momentos más negros de su historia.
El caso de Piqué, Rubiales y la Supercopa de Arabia Saudí solo es la punta del iceberg de un sistema de corrupción que vivió su era más grave con Ángel María Villar, que continuó con el propio Rubiales y que ha persistido con Rocha, al que la OCU ha pillado concediendo un contrato de obras con candidaturas falsas para entregarle el acuerdo a Gruconsa, una empresa del hermano del anterior asesor jurídico de la Federación. Todo queda en familia siempre en este organismo.

Imputado en el caso Brody

Pedro Rocha esperaba ser elegido presidente de la Federación el lunes y al acudir a declarar en el caso Brody ha recibido la mala noticia de estar imputado en esta presunta trama de desvío de fondos en la Federación.
Pedro Rocha, vicepresidente con Luis Rubiales, ha manifestado que él no manejaba el dinero, pero su imputación debe dejarle fuera de la presidencia de la FEF.

Inhabilitación y ¿nuevas elecciones?

Nunca un presidente de la Federación estuvo imputado antes de ser nombrado en el cargo y Rocha tiene que ser inhabilitado por el Tribunal de Arbitraje del Deporte español (TAD), pues está imputado en un caso de corrupción en la propia Federación.
El antiguo presidente de la Federación Extremeña, mano derecha y parte de la izquierda de Luis Rubiales, no puede esgrimir que no sabe nada de nada, pues ejercía un cargo importante.
Si el Tribunal de Arbitraje del Deporte actúa con coherencia, Rocha tiene que ser inhabilitado y debe comenzarse de nuevo el proceso electoral, con la presentación de candidatos que han de sumar 21 avales como mínimo para optar a las elecciones.
La dictadura interna de la Federación ha quedado patente con la presentación de un único aspirante, Rocha, que recibió 104 avales de los 143 posibles, todos ellos de las Territoriales. Una dictadura bananera del fútbol.
Miguel Galán ya pedía por anticipado la inhabilitación de Rocha por haberse extralimitado durante su presidencia provisional, un abuso de poder que denunciaba constantemente el responsable de la Escuela de Entrenadores. Ahora, el caso Brody puede acabar con la carrera directiva de Rocha. El Consejo Superior de Deportes y el Tribunal de Arbitraje del Deporte tienen la responsabilidad de acabar con un candidato sospechoso y limpiar la Federación.

Carlos Herrera, contra la corrupción

En esta situación era imposible que Carlos Herrera y Eva Parera tuvieran alguna oportunidad de aspirar a presidir la Federación. Luchaban contra una trama legal instaurada desde los años setenta. Si no estás dentro de las Territoriales no entras en los 143 asientos de la Asamblea del Fútbol.
Herrera quiere limpiar la Federación. El Consejo Superior de Deportes y el Tribunal de Arbitraje Deportivo tienen en su mano descartar al candidato interno, Rocha, y convocar unos comicios de la Federación un poco más limpios. Esa puede ser la oportunidad de Carlos Herrera y de Eva Parera.
Pedro Rocha mueve los hilos para ser elegido el lunes como presidente imputado. Con tal de estar en el poder todo vale. El CSD y el TAD deben demostrar que no vale todo.
Comentarios
tracking