Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

La Copa de Europa, sobre el césped del estadio de Saint-Denis

La Copa de Europa, el trofeo más preciado en el mundo del fútbolEFE

Así es el modelo de Champions League «insólito y absurdo» que critica Florentino Pérez

La Champions League, tal y como la entendemos, se acabará el próximo año. La presente edición de la Copa de Europa será la última con el formato que nos ha acompañado desde 1999, el que todo el mundo tiene en su retina: 32 equipos, una primera fase con ocho grupos y cuatro clubes por grupo y eliminatorias a doble vuelta desde octavos (aunque esto se instaló en 2003, ya que esos cuatro años anteriores hubo una segunda fase de grupos entre la primera y eliminatoria de cuartos).
La UEFA, dueña de la Champions, se inventó un nuevo modelo a partir de la temporada 2024/25 que rompe por completo el espíritu de la Copa de Europa y con lo visto hasta ahora. Cambia el formato ante la fuerte oposición que hay ya entre los aficionados a esta Champions, pero lo hace sin atajar de verdad aquello que critican.
Este es el modelo que Florentino Pérez tildó de «insólito y absurdo» el pasado sábado en la Asamblea del Real Madrid. Es, en resumen, una forma a la desesperada de buscar atención en un fútbol que cada vez tiene menos interés, pero la UEFA lo hace ampliando los equipos (pasan de 32 a 36), los partidos (de 125 a 189) y con un modelo muy difícil de entender para los aficionados.

Así es el nuevo modelo

Esperamos que se entienda. En la próxima Champions –cuya final, en 2025, ya se sabe que se jugará en Múnich– habrá una fase de grupos rarísima. Solo habrá un grupo en el que estarán los 36 equipos (realmente es más formato liga) y cada uno de esos clubes disputará ocho partidos. Cuatro serán en casa y los otros cuatro fuera. Pero serán ante equipos diferentes.
Olvídense de la lógica de que si te toca al Nápoles, juegas en tu campo ante el Nápoles y después en el estadio del Nápoles. Ahora si juegas ante el Nápoles en tu estadio, ya no lo harás en el suyo. Serán cuatro rivales diferentes como local y otros cuatro como visitante. Es decir, ya no se jugará dos veces contra los mismos rivales (en casa y fuera) sino que se enfrentarán a ocho equipos diferentes.
El Manchester City ha conseguido en Estambul su primera Copa de Europa

El Manchester City es el último campeón de la Champions LeagueAFP

Para saber cuáles serán esos rivales, los 36 equipos estarán divididos en cuatro bombos y cada equipo se enfrentará a dos rivales por bombo. Pese a que son 36 clubes los que participan y que cada equipo se enfrentará a otros ocho (es decir, no te enfrentas a todos, solo a 1/3 del total), todos están en una misma liga, en una sola clasificación. Los ocho primeros de esos 36 se clasifican directamente a octavos, pero del 9º al 24º tendrán que jugar una eliminatoria extra para alcanzar esos octavos. Del 25º al 36º quedan eliminados. De octavos en adelante hasta la final siguen las eliminatorias tal y como la conocemos ahora.
Así, el equipo que llegue a la final de la Champions habrá jugado 15 partidos (17 si quedas del 9º al 24º en esa clasificación de la primera fase) cuando ahora son 13. Son tantos los encuentros que la UEFA tendrá que habilitar los jueves en algunas semanas para disputar partidos de Champions, cuando hasta ahora son solo los martes y miércoles. Este mismo formato será el que se utilice para las otras dos competiciones europeas, Europa League y Conference League.

«Desastre» económico

Con este modelo existe además un agujero económico importante. El Real Madrid mostró cómo ahora la UEFA ha vendido los derechos de esta futura Champions por 320 millones de euros, que son 40 menos que la actual a pesar de que el modelo de ahora tiene menos partidos. Es «un desastre económico. Antes los 125 partidos de Champions se vendían por 360 millones y ahora 189 partidos se venden por 320 millones. 64 partidos más y 40 millones menos, el precio por partido de Champions ha bajado un 41%».
Comentarios
tracking