Qatarí que te viTomás Guasch

Luis Enrique, tanta gloria lleva como descanso deja

Una buena Eurocopa y dos de tres notables Nations League no tuvieron continuidad en el Mundial sino un brutal retroceso. El toro no tenía más pases.

Pues se acabó. Debió pasar nada más marcar Achraf el penalti del adiós. Lo que hicieron todos los seleccionadores derrotados excepto Hansi Flick, que continúa al frente de Alemania. No puede extrañar pues Joachim Low, su predecesor, estuvo entre 2006 y 2021. Dos días hemos tardado para confirmar lo cantado. Que la romería había terminado. Demasiado.
Tanta gloria lleva como descanso deja, Luis Enrique. Una buena Eurocopa y dos de tres notables Nations League no tuvieron continuidad en el Mundial sino un brutal retroceso. En planificación, dirección, juego, resultados. Y me paro en lo deportivo, el resto ha sido infumable. El toro no tenía más pases.
Luis de la Fuente supone una transición dulce y la llegada de una persona normal a un cargo muy definido. Todo entrenador sabe que el día que lo contratan empieza la cuenta atrás hacia su despido. Las selecciones te dan margen. En las europeas la mayoría de técnicos dura cuatro años, ciclo Eurocopa-Mundial. Pocos son los que no lo completan. Y menos lo que perdiendo, continúan.
De la Fuente sabe qué jugadores les esperan y qué otros siguen pensando que son mejores que muchos de los que estuvieron en Qatar y no contaron porque no eran soldados de Luis Enrique. No habrá soldados en adelante. Este es un Luis distinto.
Le traté cuando jugó en el Ahtletic. Un futbolista tranquilo, buen conversador, amable. Educado. Correcto. Simpático. Ganará o no, puede que a la hora de la verdad haya más de lo segundo que de lo primero. No dirigirá Brasil. Ni Francia. Me importa poco. Lo que le pido, y sé que lo hará, es que nos devuelva la selección. A todos.
Comentarios

Más de Tomás Guasch

tracking