27 de junio de 2022

Alcaraz celebra un punto ante Londero

Alcaraz celebra un punto ante LonderoAFP

Alcaraz debuta en la Chatrier con un triunfo paciente sobre Londero

El español aguantó la fuerte e inteligente propuesta del argentino, sobre todo en el primer set, para terminar imponiéndose por 6-4, 6-2 y 6-0

Una tarde agradable acompañaba el debut de Alcaraz en Roland Garros. La sensación del torneo por unos aficionados enloquecidos que comenzaba variando el juego en un juego. Alcarazismo puro. En un juego de Carlitos está todo el tenis, aunque primaba la bola larga media alta y liftada para echar a Lóndero hacia atrás, quien resistía al servicio.
Lo intentó el argentino al resto, pero no pudo más allá del tercer o cuarto golpe en la devolución. Casi se le veían los colmillos de vampiro al español. Londero se apoyaba en el empuje del saque para mantener una agresividad muy argentina, muy Mariano Puerta hace diecisiete años.

Prisa en el español

La velocidad de una derecha cruzada de Carlos provocó un murmullo de admiración en la Chatrier. Pero Londero se mantenía fuerte en el servicio, concentrado en la pista, animándose en las tablas del encuentro que pronto rompía el murciano al saque y la variedad, metiéndose en la pista y buscando con denuedo el tren sin paradas hacia la segunda ronda.
Carlitos descolocó a su rival en un resto paralelo largo que Londero tuvo que devolver desde delante, casi vuelto hacia atrás. Tenía algo de prisa el español que aprovechaba el argentino para mantenerse en la aproximación en el marcador del número seis del mundo. Jugaba el número 140 del mundo con potencia y tino hasta ponerse 15 a 30 al resto.
Alcaraz golpea de derecha

Alcaraz golpea de derechaAFP

No permitió más Alcaraz, a pesar de ciertas imprecisiones y, sobre todo, del desempeño inteligente y poderoso de su rival, que no solo se apostaba en el servicio, sino que comenzaba a adentrarse en el del murciano. El puño de Carlitos por el 5 a 4 podía ser más. Ahora tenía Londero que continuar y lo hacía bien en el primer punto. No así en el segundo.

Tras la doble falta llegó la primera bola de rotura de todo el partido que convirtió el español

Ya bien posicionado Alcaraz, Londero no resistió los dos últimos ataques del español, pero sí el tercero, con buenos y valientes ángulos que descolocaron al pupilo de Ferrero. Con la doble falta llegó el deuce y con la bola alta de Carlos la bola larga del argentino para la primera de rotura de todo el partido que, casi sin que nadie pudiera darse cuenta, convirtió el español.

El mejor punto

En la cara del proveniente de la previa se empezaba a ver la realidad del momento. Una dejada de Carlos, alta y lenta, se le hizo todo un viaje a Londero mientras iba a por ella y la veía caer irremisiblemente. Ya no podía envolver la pelota el argentino como en el primer set, aunque lo buscaba. El 15 a 30 para Carlos fue el mejor punto del partido. En realidad, fue un derribo ante el que no se arredró el cordobés, como Nalbandián.
Luchaba hasta el límite, pero Alcaraz no le dejaba escaparse, resistiendo el ataque. Los gritos de Londero eran el espejo del alma limpia del argentino, que respondió a la derecha invertida con un paralelo imposible que borró la línea de fondo con Alcaraz al otro lado. Eso fue el 1 a 1. Y el 2 a 1 para Carlos llegó con dos derechas, un saque-volea y un punto de saque.

Es tan amplia la variedad del murciano que puede irse de vacaciones de golpe a golpe

Contagiado de la rapidez del español, el argentino sumó el 2 a 2 con el gesto severo. La seriedad de Londero invitaba a fallar a Alcaraz, que estaba medio peleado con los paralelos. Así que tiró del cruzado y de la dejada para olvidar y poder intentarlo más tarde. Es tan amplia la variedad del murciano que puede irse de vacaciones de golpe a golpe.
Pero aquí tenía que doblegar un duro obstáculo. Necesitaba la paciencia el español que a veces no mostraba. En esa falta se enganchaba el argentino a la mínima. El fallo no forzado de Carlitos era la vida para Juan Ignacio, que sin embargo se impacientó, precisamente, para tirar a los lados y poner el 4 a 2 para su rival.
Alcaraz devuelve una pelota de revés

Alcaraz devuelve una pelota de revésAFP

Al resto esta vez los lados se fueron más para adentro y Londero volvió, al menos hasta el deuce, con bolas profundas. Las mismas que luego no pudo devolver el argentino valiente, que ya caía 5 a 2. Lo más bonito del encuentro fue un peloteo inmenso, de lado a lado, de poder a poder, que Alcaraz rompió de pronto con una bola alta a la esquina que dolió a Londero, casi desmembrado, que logró devolver, pero fue machacado a continuación con el paralelo.

Ya no pudo volver

De aquello ya no pudo volver el argentino, que la mandó a la red para caer en la segunda mano por 6 a 2 y doble rotura pese a todos sus esfuerzos. En realidad, ya no volvió Londero, 0 a 3 abajo, seriamente afectado por ese recurso descoyuntador. Otra bola veloz de Alcaraz causó la admiración de la grada.
Pese a ello, Londero volvió. O casi. Salvó cuatro bolas de rotura, pero Alcaraz se procuró una quinta, que tampoco fue la definitiva. Se perdió la cuenta de las idas y venidas, pero a la sexta o a la séptima lo hizo Alcaraz. Hacía tiempo que Carlitos ya iba subido en el tren a la segunda ronda.

La calculadora de Carlos

Se vio casi para siempre ese viaje tras el pasante de devolución sobre el resto que pilló a Londero subiendo a la red. Era el 5 a 0 para Carlos que había ido minando, restando de dos en dos juegos por set, como con calculadora, el buen desempeño del argentino que tocaba a su fin. La doble falta supuso el primer punto de partido que no se hizo esperar después de menos de dos horas al mejor de cinco sets.
Comentarios
tracking