10 de diciembre de 2022

Alcaraz y Sinner en la ceremonia de trofeos del ATP Umag 250

Alcaraz y Sinner en la ceremonia de trofeos del ATP Umag 250ATP Tour

El entrenamiento de Alcaraz con Sinner que parece una final

Las jóvenes promesas del tenis protagonizaron un intenso entrenamiento en el que dejaron puntos de mucha calidad

Alcaraz y Sinner preparan el primer torneo de la gira norteamericana y lo hace en un entrenamiento de muchísima intensidad. Ambos saben que tienen una magnífica oportunidad para seguir escalando posiciones en el ranking, pues las bajas de Nadal y Djokovic dejan un cuadro muy abierto, en el que Medvedev se presenta como el principal favorito.
A pesar de sus recientes derrotas frente al italiano, a Charlie le une una buena amistad con Sinner y no ha dudado en entrenar con él para coger buenas sensaciones de cara a su debut frente al ganador del partido de primera ronda entre el estadounidense Tommy Paul (número 34 del mundo) y el canadiense Vasek Pospisil (147 del mundo e invitado por la organización del torneo). Durante el entrenamiento cientos de aficionados han presenciado varios puntos de mucho nivel.
El murciano acabó por los suelos en uno de ellos al intentar devolver una bola al tenista transalpino. De haber sido en partido oficial sin duda habría sido uno de los puntos del torneo, pues es un punto que tiene grandísimos golpes de fondo de pista.
Hay quien ya ve en Alcaraz y Sinner los sucesores de la una rivalidad histórica como la de Nadal, Djokovic y Federer, de hecho Carlitos también lo ve así. «Tenemos una rivalidad muy positiva, él me va a hacer mejor jugador. Voy a esforzarme para mejorar y tratar de ganarle y él hará lo mismo pensando en mí. Vamos a empujar el uno del otro para ser mejores». aseguró en una entrevista a 'Tennis TV'.

Tanto Alcaraz como Sinner van por la parte baja del cuadro, por lo que podrían medir sus fuerzas en semifinales, aunque antes deberán dejar en el camino a tenistas de la calidad de Rublev, en el caso del español o de su compatriota Berrettini en el caso de Jannik.
Comentarios
tracking