25 de enero de 2022

El reloj corre más rápido cuando las deudas agobian

El reloj corre más rápido cuando las deudas agobian

Cancelar la deuda para volver a vivir

Crece el número de personas que se acoge a la Ley de Segunda Oportunidad y la crisis puede hacer que se incremente más
S.R. es un vecino de Lleida que se encontró en una situación muy complicada tras pedir varios préstamos. El siguiente pagaba el anterior y así sucesivamente, hasta que se enfrentó a una deuda de 61.750 euros. No tuvo más remedio que acudir a unos especialistas para ver el modo de cancelar su deuda, y lo consiguió gracias a la Ley de Segunda Oportunidad.
Esta ley permite que las personas que estén sobreendeudadas cancelen su deuda si cumplen varias condiciones: básicamente, haber actuado de buena fe, haber procurado llegar a un acuerdo para pagar a plazos las cantidades debidas o que la deuda no sea superior a los 5 millones de euros. 
Si se encuentra en alguna de estas situaciones, es posible resolver su problema acudiendo a alguno de los despachos que se ocupa de estas cuestiones. Uno de ellos es Repara Tu Deuda. Este despacho se creó en 2015 aprovechando la llegada de la Ley de Segunda Oportunidad. Desde entonces han conseguido cancelar un total de 62,5 millones de deuda.
El número de personas que se acoge a esta legislación ha ido aumentando, y la situación económica propiciada por el Covid indica que puede hacerlo más. No hay más que ver lo que ocurre con los autónomos. Hasta el tercer trimestre han presentado 1.446 concursos de acreedores frente a los 398 de 2020 y los 326 de 2019, según datos del INE y el Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantil de España. Son carne de cañón para pedir una cancelación de la deuda.
Cada vez más personas ven en esta solución una tabla de salvación. En 2021 cancelaron sus deudas 2.756 personas físicas frente a las 2.544 de 2020 y las 2.068 de 2019. «Se puede comprobar el crecimiento exponencial de personas físicas no empresarias, y sobre todo de autónomos, que han acudido al juzgado a solicitar la cancelación de sus deudas como consecuencia de la crisis económica actual y de un mayor conocimiento de la ley», señala Ana Isabel García, directora letrada del Departamento Jurídico de Repara Tu Deuda. «Cabe añadir que todavía no todas las personas endeudadas están acudiendo a esta Ley debido a que se ha aprobado una moratoria hasta junio de 2022. Hasta entonces las personas endeudadas no están obligadas a presentar su concurso de persona física. Se concede así un plazo mayor para dar lugar a la mejora de su situación económica y llegar a un acuerdo con sus acreedores antes de acudir al juzgado. Transcurrido este plazo se espera un aumento considerable en las cifras mencionadas», añade García.

Un proceso duro

La letra pequeña de la cancelación incluye más requisitos que los apuntados al principio de este artículo. Junto a ellos, desde Repara Tu Deuda explican que el afectado no puede haber cometido un delito socioeconómico en los diez últimos años; si tiene bienes, han de incluirse en el proceso judicial; hay que intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con los acreedores; el resultado del concurso de acreedores ha de resultar no culpable, no debe ocultar bienes, ha de ser transparente y quedar demostrado que el problema no es que no quiera pagar sus deudas: es que no puede.
Cumplidas estas prerrogativas, los abogados de Repara tu Deuda trabajan en unos procesos que suelen durar entre 12 y 18 meses. Algunos pueden alargarse hasta los dos años-dos años y medio, y otros a menos tiempo, si por ejemplo el afectado no tiene bienes y se declara insuficiencia de masa.
El perfil de los endeudados es muy heterogéneo: autónomos que pidieron préstamos para un negocio que les salió mal; familiares que dejaron dinero a otros familiares; médicos, abogados o arquitectos que no siguen trabajando por motivos laborales o de salud y luego sus ingresos no son suficientes… El revés puede llegarle a cualquiera, pero al menos la ley les da una segunda oportunidad. Es un gancho al que agarrarse ante una salida de la crisis que puede ser difícil.
tracking