19 de agosto de 2022

Japón se asienta sobre el llamado cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas sísmicas más activas del mundo

Japón se asienta sobre el llamado cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas sísmicas más activas del mundoAFP

BoJ

Japón mantiene su política monetaria y no sube los tipos de interés

Sgudizará su vigilancia del mercado de divisas

El Banco de Japón (BoJ) decidió mantener su política monetaria, guardando distancias con sus homólogos globales pese a la aceleración de la inflación, y dijo que agudizará su vigilancia del mercado de divisas.
Al término de la reunión mensual de dos días de su comité sobre política monetaria, el banco central japonés optó por mantener los tipos de interés de referencia a corto plazo en el -0,1 %, así como su cuantioso programa de compra de fondos cotizados para mantener la curva de rendimiento del bono estatal a 10 años en torno al 0 %.
La decisión de la entidad crediticia japonesa se produce días después de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) anunciara su mayor subida de tasas desde 1994, del 0,75 %, hasta situar los tipos de interés entre el 1,5 % y el 1,75 %.
La Fed optó en marzo por empezar a subir los tipos y retirar los estímulos adoptados para apuntalar la economía en el contexto de la pandemia de covid-19 y ha está optando por adoptar una mayor agresividad para intentar atajar la subida de precios en el país, que se han disparado a niveles no vistos en cuatro décadas.

El yen, más débil

Este distanciamiento ha provocado un notable fortalecimiento del dólar estadounidense, lastrando el valor de la divisa japonesa.
El anuncio de la decisión del BoJ llevó volatilidad al mercado de divisas y el billete verde se movía hoy en ese momento entre los 132,15 yenes y los 134,64 yenes, niveles de hace más de 20 años.
La entidad, que ya ha mostrado preocupación por la inestabilidad del yen, apuntó en su informe a una mayor vigilancia de las divisas.
En el contexto actual de encarecimiento energético y de materias primas, con las cadenas de suministro aún tocadas por la pandemia y la guerra en Ucrania de fondo, «es necesario prestar la debida atención al desarrollo de los mercados financieros y de divisas extranjeras y su impacto en la actividad económica y los precios de Japón», señaló.
El BoJ, que ve como los precios se acercan a su esquiva meta de situar la inflación en torno al 2 %, se muestra reticente a alterar su política alegando que la subida se debe al contexto geopolítico y no a los factores estables a los que aspira.
«La situación del empleo y los salarios ha seguido relativamente débil en conjunto, especialmente por el consumo de servicios», dijo en el escrito, en el que también indicó que prevé que la economía japonesa continúe creciendo, «aunque más lentamente».
Comentarios
tracking