07 de julio de 2022

Transportistas secundando el paro indefinido.

Transportistas secundando el anterior paro indefinidoIsabel Infantes - Europa Press

Movilizaciones

La tensión crece ante la posible vuelta de la huelga de los transportistas

Los socios de la Plataforma organizadora anunciarán su decisión el domingo, mientras crece el nerviosismo entre los sectores afectados y el Ministerio sigue sin resolver la situación

Este domingo se sabrá si los transportistas vuelven a la huelga. Lo decidirán los socios de la Plataforma Nacional de Defensa del Sector del Transporte, que fueron los organizadores de la huelga anterior. Se reunirán por provincias, según informan desde la Plataforma, aunque no se sabe cuántas provincias serán ni cuántos transportistas pueden acudir; ni siquiera el lugar de las convocatorias. Todo es bastante confuso, pero la posibilidad de que la huelga vuelva ha puesto en alerta a diferentes sectores.
Una de las últimos en manifestarse ha sido la Federación de productores y exportadores de frutas y hortalizas (Fepex). Señalan que un paro del transporte en el mes de julio afectaría cada semana al envío de 250.000 toneladas de frutas y hortalizas frescas con destino al mercado exterior y a otras 200.000 toneladas con destino al interior.
El valor estimado total de esta producción ascendería a 530 millones de euros. Por este motivo piden que se respete el tránsito de productos perecederos en caso de que el paro se retome a partir de la semana que viene.
Los socios decidirán, pero en la Plataforma parecen pesimistas. Tras la reunión de tres horas que sus representantes mantuvieron el 16 de junio con la ministra de Transportes, señalan estar «hartos de promesas que no terminan de ser efectivas». En la reunión hablaron de todos los temas que necesitan ver solucionados. El más importante es prohibir la contratación a pérdidas, que en teoría debería quedar establecida con la nueva ley que tendría que aparecer el 30 de junio. Junto a ello, comentaron los problemas habituales relacionados con la carga y descarga, las horas de espera, las condiciones para los conductores en centros de carga y descarga, la jubilación a los 60 años y el reconocimiento de enfermedades y accidentes profesionales. A ellos hay que unir los problemas relacionados con el carburante, trascendentales para los transportistas.
La ministra Raquel Sánchez sostiene que están trabajando en las reivindicaciones y que es cuestión de tiempo que cada una de las medidas se haga efectiva; especialmente, la prohibición de contratar a pérdidas. La respuesta de la Plataforma es clara: si a partir del 30 de junio no tienen una ley o al menos un decreto ley que proteja sus costes de explotación cuando realizan un servicio, sus socios podrían reactivar el paro indefinido que suspendieron a principios de abril. «No nos valen las propuestas en el tiempo ni las promesas vacías. Los transportistas no vamos a dilatar más en el tiempo medidas que , por pura justicia y necesidad, deberían estar puestas en marcha».

El representante mayoritario de los transportistas apuesta por el diálogo

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), la organización que más peso tiene en la negociación con el Ministerio, está en otra línea distinta a la mostrada por la Plataforma. Su secretario general, José María Quijano, explica a El Debate que la situación «no está para muchas bromas», y que ellos apuestan por «soluciones dialogadas». «No se puede parar la economía, ni tampoco el propio sector», indica, en referencia a que el transporte no puede quedarse parado si quiere sobrevivir. Por otra parte, desconoce si la decisión de poner la fecha límite en el 30 de junio es un error de los organizadores o una estrategia, pues la fecha de la que se había hablado para la nueva ley es el 31 de julio. Quijano apuesta por seguir trabajando en el avance de las medidas, e incide en que la volatilidad de los precios de los combustibles dificulta lógicamente la toma de decisiones acertadas.
Comentarios
tracking