25 de septiembre de 2022

Concesionario Porsche

Concesionario Porsche

Negocios

La 'vendetta' familiar que hay detrás de la salida de Porsche a bolsa

Las traiciones familiares han obligado a que Volkswagen saque al mercado una oferta limitada de acciones

Dicen que la salida de Porsche a bolsa es uno de los secretos peor guardados de Volkswagen. La empresa alemana pondrá en el parqué del DAX una oferta limitada de acciones que se calcula en 85.000 millones de euros.
La industria mira absorta a esta situación tan extraña y, para algunos, hasta innecesaria porque la aventura de Aston Martin en 2018 se saldó con un desplome del valor de la acción del 99 %.

Traiciones

Las traiciones familiares son las que dominan la escena entre Porsche, Piëch y Volkswagen desde 1951. En aquellos años Ferdinand Porsche fundó la compañía Porsche en Stuttgart mientras su yerno Anton Piëch dirigía la de Volkswagen en Wolfsburgo.
Tras la muerte de Porsche, se dividió la herencia entre sus dos hijos. En ese momento empezó una vendetta entre ambos lados de la familia que llega hasta nuestros días. Por un lado, Ferry Porsche, el hijo más preparado de Ferdinand; por otro, Anton Piëch, el abogado austríaco y yerno de Ferdinand que dirigió las fabricas de Volkswagen para el régimen nazi ente 1941 y 1945.
Desde entonces se vive una guerra fratricida entre las dos partes que poseen el 53 % de los derechos de voto en el grupo VW. En 1970 se celebró una sesión de terapia en una casa familiar donde Ferry Porsche decidió ceder la gestión de Porsche a personas ajenas para evitar que los sentimientos interfiriesen en la toma de decisiones.

Arenas movedizas

El hijo de Piëch, también llamado Ferdinand, se acabó convirtiendo en presidente y director ejecutivo de VW de 1993 hasta 2002. Fue la persona que transformó el grupo en una potencia dentro de la industria, pero que sabía que todo estaba sostenido en arenas movedizas «toda una carrera puede arruinarse si no saludas a un miembro de la familia adecuadamente en desayuno», aseguró en una entrevista.
La guerra dinástica entre los Porsche-Piëch firmó la paz hace años y se han dedicado desde entonces a gestionar la empresa lo mejor posible.

Fondo catarí

La salida a bolsa solo sirve para unir a las familias y que entierren definitivamente el hacha de guerra. Volkswagen controlará el 75 %, otro 12,5 % se venderá a Porsche SE, un holding propiedad de Porsche-Piëch y el 12,5 % restante serán acciones preferentes sin derecho a voto que se pondrá a disposición de inversores.
Se busca que Qatar Investment Authority, el fondo soberano de Qatar adquiera la mayoría de estas acciones y medie en las disputas internas de la familia.
Comentarios
tracking