06 de octubre de 2022

El campo de exterminio de Auschwitz Birkenau

El campo de exterminio de Auschwitz BirkenauGTRES

Dinero y poder en el Tercer Reich, el nuevo libro sobre las empresas millonarias forjadas durante el nazismo

Las empresas nacidas gracias al régimen nazi salen al descubierto en la nueva obra del escritor holandés David de Jong

La industria alemana que estuvo al servicio del mal, las cinco familias que más se beneficiaron del régimen nazi son retratados en la obra de David de Jong. Porsche, Allianz, BMW, Dr Oetker son algunas de las empresas que amasaron una fortuna gracias a la Alemania nazi. Imperios que se aprovecharon de la situación usando mano de obra esclava o contribuyendo a los actos genocidas ocasionados durante la Segunda Guerra Mundial.
Muchas de estas compañías salieron impunes de los juicios por los crímenes de guerra. Hoy en día, estas mismas empresas, les cuesta reconocer ese pasado que se ha ido blanqueado por diferentes intereses históricos. Ese es el objetivo del escritor David de Jong que no arenga a nadie al boicot de estas empresas pero si que quiere que reconozcan su pasado.
El país teutón salió perdedor de la guerra una vez más. Sin embargo la derrota no basto para castigar a los alemanes. Los actos atroces que se produjeron, hicieron que se celebraran juicios contra los verdugos. Los castigos y exigencias no tuvieron el mismo calibre para todo el mundo.

La familia Quandt

Entre mentiras e intereses económicos nadaban las dinastías que salieron impunes, o casi, de los juicios de Nuremberg. El mayor ejemplo de estos casos es la familia Quandt, quienes fueron unas de las más icónicas y más poderosas de entonces. Hoy en día son la mayor fortuna alemana y controlan la mayor parte de acciones de BMW entre muchas otras. Günther Quandt, patriarca de esta familia, fue llamado a declarar en unos de los juicios y alegó que había sido obligado a unirse al bando nazi. Quandt mintió y salió absuelto.
De Jong demuestra en su libro como estos magnates han ido enriqueciéndose sin pagar las consecuencias de su pasado. En la obra se demuestra el uso de esclavos, como se apropiaron de los negocios de judíos y de como fabricaron armas para el ejército alemán.
Además de exhibir los intereses políticos y económicos internacionales que hicieron que estos millonarios no recibieran el castigo adecuado. «El proceso de desnazificación de los grandes empresarios alemanes es un mito. Los pocos que fueron encarcelados estaban libres en 1950 y fueron protagonistas del 'boom' económico germano».
Adolf Hitler en la ceremonia de apertura de la fábrica de coches de Volkswagen

Adolf Hitler en la ceremonia de apertura de la fábrica de coches de Volkswagen©GTRESONLINE

Este hecho no es muy conocido por los ciudadanos alemanes afirmaba el escritor holandés. La relación entre estas compañías alemanas y el régimen liderado por Hitler ha pasado bastante desapercibido en algunos casos. Compañías como Siemens, Porsche o Dr. Oetker tenían acuerdos para comprar presos de los campos de concentración.
No era cuestión de unirse o morir como se suele decir. Muchos de los dueños de las empresas apoyaban firmemente el régimen, como Fritz Thyssen, o simplemente eran unos oportunistas que buscaban la expansión de su negocio.

Las cinco grandes dinastías alemanas

En el libro se hace un recorrido por las cinco grandes dinastías alemanas: los Von Flink, los Quandt, los Flick, los Oetker y los Porsche. Cinco familias que se enriquecieron bajo el cobijo del ala nazi. ¿El por qué de la evasión de estas familias de la justica? De Jong señala a los intereses políticos: «Tras la guerra se necesitaba una nueva Alemania, una fuerte que se convirtiese en un bastión contra el comunismo»
El blanqueamiento de la historia fue causado por los intereses de los Aliados en Alemania. El escritor habla de que se asuman responsabilidades por parte de los descendientes. Aunque haya pasado bastante tiempo el fantasma del nazismo persigue el legado de muchas de estas empresas y marcas.
Comentarios
tracking