07 de diciembre de 2022

La primera ministra británica, Liz Truss

La primera ministra británica, Liz TrussEFE

Crisis de la inflación

El Gobierno británico trata de frenar la sangría de la libra con una reunión con inversores de la City

El Ejecutivo de Truss convoca a los principales inversores de la City para calmar a los mercados. La libra tocó el lunes su mínimo en 51 años

El Gobierno británico trata de frenar la tormenta desatada en la libra, que comenzó la semana alcanzando su nivel más bajo desde 1971. El responsable de Economía, Kwasi Kwarteng, mantendrá este martes una reunión con inversores de la City para calmar los ánimos que llevaron al Banco de Inglaterra a enviar un comunicado de urgencia el pasado lunes.
Según informan los medios británicos, Kwarteng se sentará con los representantes de las grandes entidades financiera. Entre los asistentes, se encuentran Aviva, Legal and General, Royal London, BlackRock, Fidelity y JP Morgan.

El mercado reaccionó al paquete fiscal de Truss

Las turbulencias de la moneda británica se produjeron días después del paquete de medidas fiscales con las que la primera ministra, Liz Truss, pretende reactivar la economía. El plan incluye una rebaja del primer tramo del impuesto sobre la renta o la supresión del tope de los bonos cobrados por los banqueros. El anuncio generó tensión entre los inversores que consideran que en el escenario actual -de alta inflación- incrementar la deuda sería perjudicial.

El Banco de Inglaterra anticipa una subida de los tipos en noviembre

El pánico se trasladó el lunes a la divisa británica, que -podría seguir cayendo hasta quedar por debajo de la paridad con el dólar. El batacazo de la libra demandó una reacción inmediata de la institución monetaria, que lanzó un primer mensaje de confianza que no ha terminado de atajar el pánico en los mercados. El Banco de Inglaterra subió en 0,50 puntos porcentuales sus tipos de interés y no descarta nuevas subidas en la próxima reunión que se celebrará en el mes de noviembre.
La volatilidad ya se deja notar en las calles de Reino Unido. Bancos como Virgin Money y Halifax anunciaron este lunes la suspensión temporal de algunos de sus productos hipotecarios. «Dadas las condiciones del mercado, hemos retirado temporalmente los productos hipotecarios de Virgin Money para nuevos clientes», detalló a Efe un portavoz de la entidad.
Comentarios
tracking