Fundado en 1910

18 de abril de 2024

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una rueda de prensa con Nadia Calviño

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una rueda de prensa con Nadia CalviñoFoto: Europa Press / Edición: Paula Andrade

María Jesús Montero gana enteros para sustituir a Calviño en detrimento de Escrivá

La jugada se completaría con el traspaso de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) al Ministerio de Industria que gestiona ya el catalán Jordi Hereu

La ministra de Hacienda y nueva vicepresidenta cuarta del Gobierno, María Jesús Montero, podría asumir la cartera de Economía si Nadia Calviño es nombrada finalmente presidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI). La jugada se completaría con el traspaso de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) al Ministerio de Industria que gestiona ya el catalán Jordi Hereu.
El posible nombramiento se mueve en el contexto de que la vuelta a Europa del control del déficit y la deuda (reglas fiscales) limitará la actividad económica del Gobierno español, que no tendrá más que seguir lo que dicta o permite la Comisión. Para seguir esas directrices, no hace falta ser un gran experto. Por otra parte, parece que en Moncloa no se da excesiva importancia a que Montero no domine el inglés. La ministra iba a seguir en cualquier caso en Hacienda, y de este modo ganaría más poder en el Gobierno.
Si el nombramiento se produce, el gran damnificado sería José Luis Escrivá. En todos los frentes se ha dado por hecho que su llegada al Ministerio de Transformación Digital podría ser una transición a Economía, si Calviño se marcha. Sin embargo, según fuentes cercanas a Moncloa, parece que no está tan claro (aunque podría ser).
La jugada dejaría en una situación muy mala a Escrivá, en un Ministerio de Transformación Digital en el que se le ve un poco descolocado. Sus amigos ya le aconsejaron en su día que no participara en un gobierno radical como el actual, pero no hizo caso y ahora se halla muy identificado con el Ejecutivo y con una salida muy difícil.
La salida podría ser el puesto de gobernador del Banco de España, pero las fuentes consultadas estiman que la imagen del actual ministro está muy quemada por su actuación con el Gobierno actual, y tampoco creen que desde el Ejecutivo se lo faciliten. Ven más factible que se apueste por candidatos como David Vegara, que justificaría el peso de los socialistas catalanes en el PSOE. El actual directivo del Sabadell no tendría que esperar un plazo si aceptara y dejara su cargo. Los estatutos del Banco de España no lo especifican, como puede verse en este enlace en el artículo 24, en el Capítulo III. El mandato del actual gobernador, Pablo Hernández de Cos, expira en junio del año que viene.
Las posibilidades y los rumores siguen emergiendo, aunque quizá al final todo se quede en que Nadia Calviño continúa en el cargo. El apoyo de los italianos a su rival Margrethe Vestager anunciado ayer, la incógnita sobre a quién votará Francia y el respaldo de los países pequeños a su contrincante complica la carrera de la ministra de Sánchez hacia el Banco Europeo de Inversiones.
Comentarios
tracking