Fundado en 1910

23 de junio de 2024

Imagen de archivo de un supermercado

Imagen de archivo de un supermercadoEFE

El golpe al bolsillo no cesa: patatas, cerdo, fruta, pescado y, sobre todo, el aceite de oliva, siguen encareciendo la compra

El oro líquido, más oro que nunca, es hoy un 67 % más caro que hace un año tras subir su precio un 5,3 % entre enero y febrero

El IPC moderó su incremento interanual hasta el 2,8 % en febrero, gracias fundamentalmente al abaratamiento de la electricidad. Los alimentos, por su parte, crecieron a su menor ritmo en dos años, según los datos del INE, la tasa menos alta desde enero de 2022, pero aún así encarecieron un 5,3 %.

La subida interanual que encarece el coste de los alimentos viene impulsada por las alzas en el precio del aceite de oliva, que es hoy un 67 % más caro que hace un año. Desde enero de 2021 el oro líquido, más oro que nunca, acumula un repunte del 191,1% desde enero de 2021. En términos mensuales, se ha encarecido un 5,3 % entre enero y febrero.

Además, los zumos (+19 %), patatas (+12 %), carne de cerdo (+11 %), fruta fresca (+9 %) y pescado fresco (+7,5 %) han continuado incrementado los precios en 2023.

Según destacan desde USO, «estamos muy lejos de recuperar el nivel adquisitivo previo a la guerra de Ucrania y la oleada de aumentos en productos básicos». El azúcar acumula un alza del 62 %; la leche y los huevos, un 40 %. «Y así, un largo etcétera. De esa pérdida acumulada, mes tras mes, los salarios no se recuperan, y hoy somos más pobres que en 2021», subraya el secretario general de USO, Joaquín Pérez.

Estamos muy lejos de recuperar el nivel adquisitivo previo a la pandemia

Por el contrario, destaca la bajada interanual del precio de otros aceites comestibles (-25 %), gas natural (-21 %), electricidad (-8 %), butano/propano (-10 %).

En el último año, como resaltan desde CC.OO., los grupos de bienes y servicios de consumo que más han encarecido sus precios son: hoteles, cafés y restaurantes (+5,5 %), alimentos y bebidas no alcohólicas (+5,3 %), y bebidas alcohólicas y tabaco (+4,7 %). Por el contrario, vivienda (-2,7 %) es el grupo que más ha bajado sus precios, impulsada por la bajada del precio de la electricidad.

Comentarios
tracking