Fundado en 1910

25 de junio de 2024

Viviendas en alquiler

Viviendas en alquilerEfe

Cambios drásticos en los hogares  Aumenta un 50 % el número de españoles que no puede asumir el capital previo para la entrada de una vivienda

La situación inmobiliaria y el elevado coste de la vida dificulta el acceso a un hogar

La situación inmobiliaria y el elevado coste de vida está dificultando el acceso a un modelo de viviendas que muchos españoles desearía tener. Por este motivo, muchos de ellos han decidido modificar ciertos criterios en la búsqueda de su futuro inmueble para poder ajustarse a su presupuesto y a la subida de tipos de interés. Según el último estudio elaborado por el comparador de hipotecas de Rastreator, cuatro de cada diez españoles han decidido cambiar la ubicación del inmueble a otras zonas más económicas, seguido del 37 %, que ha reducido el tamaño de la vivienda de su nuevo hogar, y el 34 %, que ha optado por viviendas de segunda mano en lugar de obra nueva. Por último, el 27% también se ha planteado buscar una vivienda con menos gastos comunitarios para poder ahorrar en el presupuesto final destinado a dicho hogar.

Sergio Carbajal, responsable de hipotecas de Rastreator, explica que «el tipo de vivienda que se busca actualmente es de un tamaño mucho menor si se compara con años atrás, sobre todo en grandes ciudades, donde el precio por metro cuadrado es más elevado. Asimismo, a la hora de escoger un inmueble, también se opta más por las zonas periféricas, ya que el coste de la vivienda es más reducido que en el centro de las grandes urbes.»

Cambio de ubicación para ajustar el presupuesto de compra de la vivienda

Otro de los aspectos que más se está notando es el cambio de ubicación a otras zonas más económicas. Aunque inicialmente la intención de compra puede enfocarse en una zona determinada, finalmente se modifica con el fin de conseguir un precio más asequible. Una gran parte de los pontevedreses (75 %) ha optado por esta alternativa para encontrar una vivienda, seguido de los cordobeses (63 %), los murcianos (46 %), los granadinos (46 %) y los madrileños (44 %). Buscar una vivienda a las afueras de las ciudades o cambiar de residencia a una zona más pequeña puede suponer la posibilidad de encontrar una vivienda de mayor tamaño o de obra nueva a un precio más económico.

Aun así, Carbajal expresa que, «aunque cambiar la ubicación de la residencia puede suponer un ahorro importante, se está viendo que cada vez son más las personas que tienen problemas para hacer frente a la cantidad inicial necesaria para la adquisición de una vivienda. De hecho, según el análisis elaborado por Rastreator, el 52 % de los españoles no tiene previsto contratar una hipoteca por no poder asumir el capital previo -el cual se recomienda que sea en torno a un 20 % o 30 % del valor de la vivienda-. Esto supone un incremento del 50 % del número de españoles que no cuentan con el ahorro necesario para la entrada respecto a 2023».

Menos metros cuadrados para poder permitirse comprar una vivienda

Buscar viviendas con un tamaño más reducido a lo esperado suele ser una de las opciones que más deciden asumir los españoles que quieren comprar una vivienda. Concretamente, los pontevedreses (63 %), los sevillanos (59 %), los madrileños (49 %), los malagueños (40 %) y los valencianos (39 %) son los que más se han decantado por esta opción para permitirse adquirir una casa, ya que de esta forma el precio total de la vivienda será inferior.

Carbajal detalla que, «debido al incremento de precios por metro cuadrado, muchos optan por reducir el tamaño de la vivienda para poder ahorrar. Además, también hay que tener en cuenta que la natalidad es menor, mientras que el número de hogares unipersonales cada vez se incrementa más, por lo que las necesidades que hay actualmente en muchas provincias no son las mismas que hace unos años».

Las viviendas de segunda mano ganan adeptos frente a las de obra nueva

La demanda en el mercado inmobiliario es superior a la construcción de vivienda de obra nueva. Esto hace que el incremento de precios se dispare y que en muchas provincias se opte por comprar inmuebles de segunda mano en lugar de viviendas de obra nueva, y el motivo principal no es más que una cuestión puramente económica. En este caso, los sevillanos (46 %) son los que más se decantan por esta opción, seguido de los valencianos (43 %), madrileños (35 %), -que son los que más han cambiado sus criterios a la hora de comprar una vivienda para reducir al máximo su precio-, los gaditanos (33 %) y, por último, los barceloneses (29 %).

«Si bien es cierto que el número de operaciones sobre viviendas nuevas aumentó un 3,6 % respecto al mismo periodo el año anterior según los últimos datos del INE, la realidad es que la adquisición de viviendas de segunda mano todavía sigue siendo superior, no sólo porque su valor económico es inferior, sino también por la dificultad que tienen la mayoría de ciudades en España para construir obra nueva en zonas más céntricas por falta de espacio», expresa Carbajal.

Por otro lado, si se busca ahorrar lo máximo posible en la adquisición de un inmueble, es importante estar pendientes de la posible bajada de tipos en junio, ya que puede suponer un ahorro importante en la hipoteca. De hecho, según el análisis de Rastreator, tres de cada diez españoles que tiene previsto comprar una vivienda este año expresa que, a raíz de la subida del euríbor de los últimos meses, va a esperar a ver la evolución para poder optar a la posibilidad de encontrar una oferta con mejores condiciones. En la actualidad es posible encontrar hipotecas fijas con un interés por debajo del 3 %, cuando el euríbor está cerrando abril con una media del 3,7 %, y mixtas, con un TIN fijo para los primeros años del 2,25 %.

Comentarios
tracking