Fundado en 1910

23 de junio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

Los 'parados discontinuos' se han multiplicado por 3,3

Lo que estamos generando en realidad es una ficción contable con la que disfruta nuestro Gobierno

Actualizada 04:30

Ya ha llegado el momento en el que, desde la derecha y sin ningún miedo, empecemos a plantarle cara al Gobierno del fango.

Pedro el Fangoso apareció en La Moncloa para decir que seguía al frente del Gobierno, pero que lo hacía con el objetivo de atacar el fango de los medios de comunicación. Pero lo que no dijo era que él, personalmente, y todo su equipo lo iban a embarrar todo de ese asqueroso fango que es la falsedad mediática.

Sigue sin dar una sola explicación de los quehaceres diarios de Begoña la Conseguidora, ni del hermano que sigue cobrando a dos manos, de la Diputación de Badajoz y del Teatro Real. Sigue sin dar la cara con los presuntos delitos cometidos por la presidente del Congreso, Francina Armengol, del ganador de las elecciones catalanas, Salvador me gasto todo en mascarillas Illa y del ex presidente de la comunidad canaria, que ha llegado a ministro por seguir los consejos de José Luis Ábalos y comprar de todo a Koldo.

Sigue sin dar una sola explicación de los quehaceres diarios de Begoña la Conseguidora

Pero no es solo el presidente el que rellena de fango todos los días nuestro país, sino todos los miembros del Gobierno que se lo han tomado a pecho el ser insultado por el presi, por no apoyar firmemente a la Conseguidora. Así que no se salva ni uno del embarre general de nuestra vida cotidiana.

Por lo tanto, mientras la cabeza me funcione y las fuerzas me acompañen, no pienso dejar de explicar el fango que nos transmiten como si ellos fueran el Limpiol de los años 60, que se utilizaba en mi casa para limpiar los baños.

Así que hoy le voy a dar Cristasol y voy a limpiar un poco las ventanas de la afiliación a la Seguridad Social. Desde hoy y, para empezar a limpiar los mensajes fangosos del Ministerio de Trabajo que lleva la Barbie del Gobierno, he decidido que nunca más hablaré de fijos discontinuos, a los que a partir de ahora llamaré parados discontinuos, porque eso es efectivamente lo que son. Todos los afiliados a esa parte del Régimen General de la Seguridad Social, en realidad son trabajadores, que trabajan temporalmente y está parados, en general, mucho más tiempo que el que trabajan, porque si fuesen imprescindibles, su contrato no sería discontinuo, sería fijo y por lo tanto lo que corresponde es llamarlos, «Parados que de forma discontinua trabajan, o PARADOS DISCONTINUOS».

He decidido que nunca más hablaré de fijos discontinuos, sino de parados discontinuos, porque eso es efectivamente lo que son

La idea no es mía, porque la escuché en la radio, pero no me acuerdo quien fue el que la dijo. Si me lee y me lo quiere decir, prometo adjudicarle la autoría de la idea que a partir de hoy voy a usar.

Hoy lo que quiero mostrar es el fango de la interpretación del Gobierno de la Afiliación a la Seguridad Social, sobre la cual nos dice hemos alcanzado la cifra de 21,1 millones, pero que no nos dice que lo hemos hecho con un millón de parados discontinuos.

Pero como los números son muy peligros y siempre están flotando incluso por encima del fango, resulta que con este cálculo nos salen que los auténticos trabajadores de nuestra economía son 20,1 millones que coinciden con los Datos de la Contabilidad Nacional que acaba de publicar el INE y que son los trabajadores ocupados que le han salido para calcular el PIB del primer trimestre.

Así que si nos fijamos en la tabla, hemos pasado de 20,7 millones de afiliados en diciembre de 2023, que contenían 0,8 millones de Parados Discontinuos, que nos dejaban una afiliación estable de 19,9 millones, a cierre del ejercicio, y que nos has llevado a 30 de abril a una afiliación de 21,1 millones pero con un millón de Parados Discontinuos, que nos deja una afiliación estable de 20,1 millones.

En lo que va de año, en las estadísticas que a este Gobierno le gusta usar, resulta que para mejorar las cifras, resulta que han llegado ya a 1.025.400 parados discontinuos que aparecen con afiliación, pero que son totalmente inestables.

Esta figura del Parado Discontinuo es lo que ha conseguido cambiar toda la tendencia de afiliación

Es importante recordar que esta figura del parado discontinuo es lo que ha conseguido cambiar toda la tendencia de afiliación y, por lo tanto, del resultado contable del paro.

En enero del 2021 había 313.323 parados discontinuos, en enero del 2022 la cifra subió a 373.991, en enero de 2023 ya estaba disparada y se fue a 789.881, en enero de 2024 estaba en 794.368 y en abril se ha colocado en 1.025.400.

Lo que estamos generando en realidad es una ficción contable con la que disfruta nuestro Gobierno.

Comentarios
tracking