Fundado en 1910

23 de junio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

Las comunidades autónomas van a volver a ser un problema, y serio

Hacienda prefiere que el déficit esté en las Comunidades que no en el Gobierno Central, y apretará al máximo para transferir lo menos que pueda

Actualizada 04:30

El conjunto de las Comunidades Autónomas cerró 2023 con unos ingresos de 236.453 millones, sin contar la nueva deuda. Estos ingresos supusieron 12.930 millones más que en el 2022, lo que equivalió a que sus ingresos crecieran un 5,8 %. De esos ingresos, lo que más creció fueron los ingresos por impuestos que aportaron un incremento de 10.227 millones, equivalente a una subida de recaudación del 13,4 %.

Por el lado de los gastos, estos se fueron a 249.707 millones, sin contar la amortización de deuda, lo que supuso que todas las comunidades, crecieron en su gasto un 4,5 %, que equivalió a subir el gasto en 10.819 millones, donde destacan los 5.704 millones de subida de los salarios, que superaron los 101.600 millones, un 5,9 % más en 2022. La segunda partida que más creció fue la de los intereses de la deuda que subieron un 73,5 % y supusieron un gasto adicional de 2.740 millones.

Pero 2024 amaneció torcido, al no haber aprobado en el Senado el límite de gastos

Pero gracias a que los ingresos subieron en valor absoluto más que los gastos, las comunidades redujeron su déficit a «13.254» millones, un 13,7% menos que en 2022, cuando el déficit se fue a 15.385 millones.

Pero 2024 amaneció torcido, porque al no haber aprobado en el Senado el límite de gastos, la ministra de Hacienda haciendo gala de su «nobleza» amenazó a todas las comunidades y sobre todo a las del PP, de que se preparasen para sufrir y que fuesen preparando planes para no generar déficit y si alguien tiene alguna duda de lo que escribo que acuda a las hemerotecas donde encontrará titulares del tipo «Montero castigará a las CCAA del PP con objetivos de déficit cero tras el revés a su senda fiscal».

La palabra más clara es «castigará», porque el poder omnímodo y discriminatorio de un personaje de tan baja categoría como la actual ministra, conlleva a que seguro que se bajará todo lo que sea necesario ante los catalanes, mientras que a Madrid le sacará el látigo de las imposiciones y la pondrá a régimen de ingresos, o al menos lo intentará, y con el resto de las comunidades ya se lo pueden imaginar, que no se tratará igual a Aragón que a la Comunidad Valenciana o a Asturias que a Murcia o a Castilla la Mancha que a Castilla y León y sino al tiempo.

Los ingresos de todas las comunidades fueron de 33.075 millones de euros

La Intervención General de la Administración del Estado ha publicado ya los resultados de los dos primeros meses del año, ya era hora, y es lo que vamos a analizar a continuación para que vean ustedes la que se nos avecina en 2024.

Así que aquí pueden ver que los ingresos de todas las comunidades fueron de 33.075 millones de euros y que en 2024, a pesar de que los ingresos de Hacienda en los dos primeros meses crecieron un 7,3 % en el IRPF y un 4,0 % en la recaudación del IVA y en total crecieron un 6,2 %, resulta que los ingresos de las comunidades por impuestos crecen sólo un 2,6 %, pero su total de ingresos se queda en cuatro millones menos, con un total de 33.071 millones.

Los gastos, por el contrario, se disparan y lo hacen un 6,7 %, pasando de 34.340 millones a 36.717 millones con una subida en valor de 2.377 millones.

De nuevo en los gastos es donde las comunidades van a tener que trabajar y de forma muy seria. Los gastos en salarios han crecido en 957 millones en solo 2 meses, lo que supone una subida del 6,5 %, cuando ya en el 2023 tuvieron una subida del 5,9 % y como he comentado, superaron los 101.000 millones.

Por otro lado, los tiempos de bonanza de la deuda se han terminado y los intereses en dos meses se han vuelto a disparar llegando a los 1.076 millones que supone un incremento del 29,3 %, cuando el año pasado ya crecieron un 73,5 %.

Y la partida de otros gastos, corrientes y de capital se disparan también en un 9,5 %.

Todo ello lleva a que en este tiempo se ha pasado de un déficit de 1.265 millones a 3.646 millones, que es casi multiplicar por 3 y sumar 2.381 millones más que el 2023.

Se ha pasado de un déficit de 1.265 millones a 3.646 millones, que es casi multiplicar por 3

No solo hay nubarrones encima de las comunidades, sino que se ha colocado una gota fría que puede descargar tormentas muy duras de afrontar. Los gastos en salarios deberán tocarse y deberán hacerlo no en los temas claves como son la educación y la sanidad, sino en los amigos que hay colocados como asesores, que son demasiados y tendrán que plantearse medidas que permitan a los que les prestan dinero, convencerlos que tienen en marcha planes de reducción de gastos que asegurarán el pago de la deuda.

Hacienda prefiere que el déficit esté en las Comunidades que no en el Gobierno Central y apretará al máximo para transferir lo menos que pueda. Cataluña será un caso aparte, y esto le va a doler a Andalucía, a Madrid, a La Comunidad Valenciana y a todas aquellas que tienen un gobierno azul y azul y verde.

Comentarios
tracking