01 de octubre de 2022

Un trabajador de Glovo entra en un portal

Un trabajador de Glovo entra en un portalEuropa Press

Subastan en la 'deep web' miles de datos robados a la plataforma Glovo

El ataque tuvo lugar en abril de 2021 y -según la compañía- no afecta a los datos bancarios de los clientes

Glovo sufrió una filtración de datos de clientes y 'riders', ocurrida en abril de 2021, aunque no se accedió a datos de tarjetas de crédito de clientes, ya que «no guarda ni almacena dicha información», según han explicado fuentes de la empresa a Europa Press este miércoles. Miles de datos de repartidores, trabajadores de distinto tipo y clientes robados a Glovo se ofrecen bajo subasta en el «internet profundo», una red que está configurada de forma específica y a la que se accede mediante un software distinto al usual.
La plataforma registró un «acceso no autorizado» a uno de sus sistemas y ahora se ha publicado un anuncio para subastar los datos en una web de 'hackers', motivo por el que se ha conocido la filtración, según ha publicado 'El Periódico'.
La empresa ha asegurado que en el momento en el que conocieron el acceso ilícito se tomaron «medidas de forma inmediata, bloqueando el acceso no autorizado», y ha señalado que los 'hackers' pudieron acceder a los números IBAN.
Ha dicho que puso en conocimiento de la filtración a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y que la investigación del caso finalizó en 2021 y se realizó una auditoria completa de la integridad de los sistemas de la plataforma.
Glovo ha indicado que, tras la reaparición de los datos en la web de 'hackers', se están «tomando medidas adicionales para eliminarlos».
Según 'El Periódico', la base hackeada cuenta con los datos de más de 37.500 repartidores, que incluyen, entre otros, nombres, números de DNI o direcciones de residencia.
Comentarios
tracking