Fundado en 1910

24 de junio de 2024

Fachada del colegio de Educación Infantil y Primaria Laukizko Lauaxeta

Fachada del colegio de Educación Infantil y Primaria Laukizko Lauaxeta

Ha ocurrido en una escuela pública de Vizcaya

«Jamás imaginé que a mi hijo de 10 años le hablarían de tríos en una charla del colegio»

El padre del menor habla para El Debate: «Estos talleres no los dan profesores, sino técnicos de la Mancomunidad que son en realidad activistas externos que no rinden cuentas ante nadie»

«Nunca jamás imaginé llevar a mi hijo de 10 años al colegio para que le enseñaran qué es un ménage à trois, un trío, una relación sexual entre tres personas, presentándola como algo natural y una práctica neutra desde el punto de vista ético y moral», denuncia Ibai Cereijo.

En una carta fechada el pasado 19 de mayo desde la localidad de Baracaldo, en Vizcaya, y a la que ha tenido acceso El Debate, este padre explica lo que sucedió: «He recibido con un enorme disgusto y una gran preocupación la noticia de que la clase de mi hijo ha atendido hoy a una lección sobre sexualidad en la que el profesor, más allá de las enseñanzas sobre biología o anatomía de la reproducción o de las relaciones sexuales, ha entrado en un contenido que juzgo absolutamente inapropiado, con profundas implicaciones morales y de cuya instrucción soy, junto a su madre, el único y privativo responsable en lo que respecta a mi hijo».

Y continúa: «Siento vergüenza, indignación e indefensión ante un cuerpo de profesores y una administración educativa que, por acción u omisión, consideran que exponer a un niño de 10 años a enseñanzas sobre la naturalidad de la promiscuidad, la bondad de las relaciones sexuales múltiples y el sexo libre pueda ser remotamente apropiado».

La carta de un padre exponiendo los hechos

La carta de un padre exponiendo los hechos

«No consigo articular nuevas frases para exponer mi indignación que no suenen gruesas ni incluyan la expresión corrupción de menores», finaliza el texto.

Habla el padre del menor

El Debate se ha puesto en contacto con el padre del menor, Ibai Cereijo sobre lo sucedido en la escuela de infantil y primaria Laukizko Lauaxeta, en Lauquíniz.

–¿Le ha dado alguna respuesta el colegio?

–He recibido una respuesta que podría haberse dado perfectamente si mi hijo hubiera llegado con el zumo de la mochila explotado, es decir, algo parecido a un bueno sin más, gracias por dejarnos saber tu opinión, pero nosotros vamos a seguir porque estas charlas las damos todos los años. Yo dirijo esta carta a la directora del centro a sabiendas de que ella no es la promotora de estas políticas. Cuando tomas una iniciativa de este tipo lo haces para combatir el sistema, aunque el destinatario no es el sistema, sino una administradora del Gobierno que sigue una serie de políticas. No me quejo para establecer un debate sobre el adoctrinamiento de los niños, porque el lugar adecuado para ello es el Congreso, o como las competencias están transferidas, el Parlamento autonómico, pero la respuesta del centro me decepciona porque está desajustada sobre cuán encendida fue mi queja.

Hay una ola bien financiada para que este tipo de charlas y talleres lleguen a los colegiosIbai CereijoPadre

Efectivamente, este medio pudo comprobar cuál fue la reacción del centro. «Gracias por compartir con nosotras tu punto de vista. Sobre el taller de sexu-genero aniztasuna', decirte que es una actividad que se lleva a cabo todos los años y continuaremos realizándola de la mano de los técnicos especializados provenientes de la Mancomunidad».

Asistencia obligatoria

Además, dado que el padre había manifestado su intención de que su hijo no acudiera al siguiente taller que fuera sobre este tema, le avisan que: «Esta actividad tiene la siguiente sesión este viernes. El taller es en horas lectivas, por lo que asistencia como al resto de actividades es obligatoria».

No consigo articular nuevas frases para exponer mi indignación que no incluyan la expresión corrupción de menoresIbai CereijoPadre

Continúa Ibai diseccionando el clima de opinión tras lo sucedido: «Yo estoy en contra de que en los centros educativos se impartan este tipo de materias, pero sé el mundo en el que vivo. Mi opinión no es que sea minoritaria, pero hay una ola tan bien financiada por determinados poderes económicos y políticos que llega hasta las escuelas. Como bien indico en la carta, ya ni pongo en cuestión que les den este tipo de charlas, pero al menos avísenme para que ese día mi hijo vaya al dentista».

–¿Y quién lleva a cabo este tipo de charlas?

–Como se puede leer en la respuesta del colegio, estos talleres 'de pluralidad sexual y de género' no los imparten el profesor de Inglés, de Matemáticas o de Música. Vienen allí técnicos de la Mancomunidad, es decir, activistas externos de organizaciones muy militantes en la causa LGTBI y otras, y al parecer hay un tipo de norma que impide que haya profesores en las aulas, es decir, no rinden cuentas ante nadie.

Temas

Comentarios
tracking