Fundado en 1910

16 de junio de 2024

Aula de un colegio

Aula de un colegioFreepik

48 centros privados de infantil han cerrado en el último año: los sindicatos piden la extensión de la gratuidad

El sindicato FSIE inicia una campaña estatal de información y recogida de firmas para solicitar a las CC.AA. y al gobierno que la etapa educativa de 0 a 6 años esté exenta de coste

FSIE, organización sindical independiente de enseñanza y de atención a personas con discapacidad, defiende que la ayuda de la financiación pública permitiría mantener el sector de la educación privada, que lleva muchos años prestando este servicio a la sociedad y a sus familias, «facilitando la estabilidad de las empresas, mantener el empleo de las profesionales que trabajan en estos centros educativos compuesto en su gran mayoría por mujeres y permitiría mejorar y dignificar sus condiciones salariales y laborales».

Además, FSIE considera que mediante la gratuidad de plazas escolares en centros privados y no solo en los centros de titularidad pública se garantiza la libertad de elección de los padres del tipo de centro que desean para sus hijos conforme a sus convicciones.

Los datos publicados por el Ministerio de Educación reflejan que en el último año se han eliminado 48 centros, un 1,08 % de los centros privados que imparten Educación Infantil, mientras que se han creado 20 centros, un 0,44 % más de centros públicos. Esta diferencia cobra aun mayor dimensión en los últimos cinco años, antes de la pandemia: han desaparecido 220 centros privados, un 4,79 % del total; en cambio, hay 46 centros públicos de Educación Infantil más, un 1,02 %.

Jesús Pueyo, secretario general de FSIE, sostiene que la gratuidad en centros sin ánimo de lucro o las ayudas para quienes elijan centros privados «es una medida que contribuirá de manera decisiva a fomentar la natalidad y mejorar la conciliación familiar y laboral. Los problemas que se derivan del escaso número de nacimientos afectan a nuestra sociedad en muchos aspectos y esta medida puede contribuir a detener el continuo descenso que arrastramos desde hace años».

FSIE pide también solucionar los problemas en los centros de titularidad pública gestionados de forma indirecta por empresas privadas. Por otro lado, el sindicato sostiene que, en los centros de titularidad pública gestionados de forma indirecta por empresas privadas, es imprescindible dar solución a los graves problemas que desde 2021 están padeciendo los proveedores de bienes al sector público, con unos precios desfasados y que no han podido revisar en sus contratos a pesar de la progresiva y desmesurada escalada del IPC.

Pueyo apunta que la Educación Infantil ha transformado su carácter asistencial en educativo y que acceder a este nivel en esta etapa es muy importante para el desarrollo del alumnado en etapas posteriores. Por ello, «hay que promover el acceso a la misma a través de la gratuidad, consensuando entre el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas un modelo de financiación para los centros privados sin ánimo de lucro que garantice la gratuidad y que sea lo más homogéneo posible evitando diferencias territoriales».

FSIE defiende como mejor modelo de financiación el concierto educativo ya existente en centros concertados para el ciclo 3-6 años y que conlleva el pago delegado para las trabajadoras. Para las familias que opten por centros privados sin financiación pública deberían existir otro tipo de medias como por ejemplo la desgravación fiscal.

«Si solamente la enseñanza pública es gratuita, no se tiene en consideración los derechos de toda la ciudadanía a poder elegir el tipo de centro que se considera más adecuado para sus hijos. Tampoco se cumple por parte de quien gobierna la obligación de realizar una gestión eficaz y eficiente de los recursos económicos públicos que son de todos y para todos, si en la planificación de la oferta educativa no se tiene en cuenta por parte de las administraciones a los centros privados de Educación Infantil», concluye Jesús Pueyo.

Por todo ello, desde FSIE se ha puesto en marcha una campaña estatal informativa y de recogida de firmas para pedir a todas las administraciones públicas con competencia en materia de educación la extensión de la gratuidad a todos los centros de Educación Infantil 0-6 años –no solo en los centros públicos– y que la financiación que se destine a este fin sirva también para mejorar las condiciones laborales de sus profesionales.

Temas

Comentarios
tracking