23 de mayo de 2022

Rocío Monasterio

Rocío MonasterioEFE

Entrevista

Rocío Monasterio: «Ayuso está aceptando nuestros postulados»

No ha pasado ni una semana desde la última votación en el pleno de la Asamblea de Madrid, cuando la presidenta de Vox en la Comunidad atendía a este periódico para ofrecer su visión de la evolución de las negociaciones con el Partido Popular. Se le nota segura de los acuerdos alcanzados con la líder de la región: «Ayuso ha entendido que teníamos razón en algunas cosas que estábamos defendiendo y eso, acerca las posturas». Una evolución positiva a nivel autonómico de cara a los presupuestos madrileños del presente octubre.
–¿Cómo ha evolucionado su relación con Isabel Díaz Ayuso estos últimos meses y, en especial, estas últimas semanas?
–La política no la baso en relaciones personales, la baso en las ideas. La señora Díaz Ayuso está aceptando nuestros postulados, entendiendo que teníamos razón en algunas cosas que estábamos defendiendo y eso acerca las posturas. Estamos hablando de la reducción de un gasto ineficaz político para poder dedicarlo a lo que de verdad importa —sanidad, educación y emergencia social—; pues, si se acercan las posturas, es más probable llegar a un acuerdo en presupuestos. Si se entiende lo que estamos diciendo (los problemas de seguridad, de ocupación y de la inmigración ilegal), también hace que nos acerquemos. Si se respetan nuestras posiciones de apoyo a la familia y de defensa de determinados valores, de la verdadera igualdad entre el hombre y la mujer, también es más probable que se llegue a un acuerdo. Yo creo que ahí, este PP, porque hay muchos ‘partidos popular’ ahora mismo, va entendiendo estos postulados que tenemos en Vox y yo, pues, les doy la bienvenida.
–En materia LGTBI, parece que llegaron a un acuerdo con Ayuso en eliminar la inversión de la carga de la prueba pero ¿creen que van a llegar a algún acuerdo más, puesto que su pretensión es la pura eliminación de la normativa?
–Nuestra posición es que hay que derogar esas dos leyes (la 2 y 3/2016), porque nosotros creemos que todos somos iguales ante la ley, da igual nuestra raza, nuestra religión o nuestra orientación sexual. Entonces no hace falta y no debemos hacer leyes para determinados colectivos al igual que no hacemos una ley especial de protección de la mujer (…).
Estas leyes hay que derogarlas porque no respetan la presunción de inocencia, pero también porque parten, en la Exposición de Motivos —y esto lo ha aprobado el PP y lo presentó el PP, pues el borrador es del PP—, de la autodeterminación de género. En la Exposición de Motivos de las leyes se dice que aquí no hay sexo, sino que todo depende del género, que depende de tu voluntad. Estamos haciendo leyes que se basan en la voluntad de la persona. Un hombre puede ahora mismo declararse mujer en la Comunidad de Madrid y ningún funcionario le puede cuestionar su afirmación, ni pedir ninguna documentación, ni absolutamente nada porque, por la Ley del PP, eso es sancionable.
–Sin embargo, se trata de un colectivo que no deja de manifestarse y, por ejemplo, en referencia a lo que sucedió en su contra —véase la manifestación neonazi acaecida en el barrio madrileño de Chueca—, Vox ha afirmado que se trata de una ‘treta socialista’. ¿Tienen motivos concretos para pensar que esto fue algo preparado?
–Lo primero: lo que sucedió el otro día es gravísimo y hay que sancionarlo con muchísima severidad. Lo segundo: yo creo que la mayoría de los españoles ya no se creen nada de lo que publica este Gobierno, ni lo que mueven sus medios de comunicación de propaganda. Hemos tenido el sainete de las balas en la campaña electoral, con una ministra sacando la navaja y acusando a un partido como Vox. Hemos tenido el sainete del bulo de Malasaña, durante una semana en la que la mayoría de los medios utilizaron esa noticia para intentar arrinconarnos cuando no teníamos absolutamente nada que ver con eso.
Ahora, todo nos hace sospechar de un plan por la percepción de cómo se ejecuta, por el lugar donde se permite esa manifestación y por el momento en que se permite —que saben que yo estoy precisamente presionando por la derogación de estas leyes—, la manifestación de Chueca. Todo nos hace pensar que hay un plan para intentar sacar en momentos adecuados temas y adoctrinar a la gente en una determinada opinión.
–Volviendo a la materia autonómica, ustedes sí han llegado a un gran avance en transparencia, en relación con Telemadrid. ¿Cree que estos acuerdos a nivel regional pueden conseguirse a nivel nacional en 2023? La aritmética no falla, se necesitan PP y Vox para gobernar.
–La clave aquí es si el PP va a estar en la realidad de los españoles o no. No puede ser que nosotros como primera propuesta a los plenos de la semana pasada presentemos que se abran las plazas de FP, que 25.000 jóvenes se han quedado en su casa sin plaza de FP en Madrid. No puede ser que pidamos que se abran las plazas de FP, que haya recursos y que sea gratis y de calidad y que el Partido Popular vote en contra de eso. Esto no es un tema de ideología, esto es un tema de no cercenarle la prosperidad a los jóvenes. En eso no podemos fallar.
No puede ser que estemos todos diciendo que la factura de la luz es —y esto lo hemos comprobado todos, para la familia, para los autónomos, para las pymes— un gran lastre; y que mucha gente y empresas no saben cómo lo van a pagar; y que llevemos una propuesta para intentar aligerar ese impuesto y repercutirlo en una bajada del impuesto a nivel nacional y se vote en contra.
Esto quiere decir que estamos fuera de la realidad. No puede ser que en este momento en que los españoles lo estamos pasando mal y los autónomos están luchando por sobrevivir, el señor Almeida, no sólo porque incumpla sus acuerdos con sus votantes y con Vox, sino que se lance a sacar una propuesta que es Madrid 360, en la que nos van a abrasar a multas. Además, van a obligar a mucha gente, con el dinero que no tiene, a cambiar ese coche viejo que no lo tiene por gusto sino porque no se puede pagar otro. Esta es la realidad en la que está Vox.
Yo lo que pido es que un partido como el PP pegue los pies a la tierra y se ponga de verdad a sacar medidas que sean razonables, que lleven a la prosperidad, que económicamente tengan sentido y que llevemos la política a ese mundo. Aquí se trata de que, gracias a una buena gestión y a una buena labor política, la gente mejore y ese es el resumen de todo.
–¿Cree que si no se cumplen una serie de líneas rojas —materia de seguridad, educación, etc.— no van a poder llegar a ningún acuerdo? ¿O van a ser capaces de negociarlo de cara a un futuro Gobierno de coalición?
–Capaces de negociarlo hemos sido siempre, pero una negociación se basa en que partidos distintos, que tienen líneas rojas, ceden ambos en algo para conseguir algo que es bueno para todos los madrileños. El PP tendrá que ceder en cosas, nosotros también y yo espero que lleguemos a un acuerdo de Presupuestos. Siempre basado en ese sentido común de sacar cosas adelante que incentiven la prosperidad, la libertad y que salgamos de la situación que estamos.
Hemos visto los datos del INE, cómo Calviño nos ha engañado y hay una estimación del aumento del crecimiento económico que no era real, de 1 punto y medio menos. Mucho cuidado porque hemos tenido una bajada, la bajada más impresionante de ningún país de Europa y que ahora tenemos que conseguir remontar.
Y claro, cuando uno llega a un Pleno como el de la semana pasada, en la Asamblea de Madrid, en el que ve que la izquierda lo que trae es una propuesta para combatir la ‘pobreza menstrual’, uno se pregunta en qué está pensando esta gente. Esta gente es la izquierda sectaria con la que Sánchez se ha asociado. Yo creo que España lo que necesita ahora es que peguemos los pies a la tierra y que nos dediquemos a incentivar la Economía, a sacar adelante a las familias, a proteger con la seguridad en los barrios, a todos, porque si no el camino va a ser muy largo y complicado.
–En cuanto a los presupuestos autonómicos que negociarán durante octubre, de los que todavía no disponen un borrador del PP: ¿en qué cuestiones piensa que van a poder influir? ¿En qué materias concretas van a poder aportar sus propuestas?
–Pretendemos influir en todo, porque además tenemos los equipos técnicos y las ideas para en todo aportar. En cuanto a las materias concretas: en la reducción del gasto político ineficaz, no puede ser que sigamos con unos niveles de gastos de promoción de consejerías de 62 millones de euros. No podemos seguir gastando en subvenciones lo que no tenemos. No podemos seguir gastando en alquileres de edificios y en gastos políticos lo que no tenemos.
Lo que sí hay que hacer es reforzar otras cosas como por ejemplo la educación. Es la clave para que un país salga adelante. Tenemos que conseguir una educación excelente y para eso tenemos que dedicar recursos. Luego, aquellas políticas que garanticen la seguridad: no podemos seguir pagando 4.700 euros al mes por cada plaza de MENA en Madrid cuando las familias (…) no tienen 4.700 euros al mes para sacar a sus hijos adelante. Es un tema de sentido común. Asimismo, todo lo que sea garantizar la libertad, evitar el adoctrinamiento en los colegios, etc.; nosotros por supuesto que lo vamos a poner sobre la mesa.
Toda la FP, que nos votaron en contra el otro día, pues nosotros creemos que es un tema fundamental, si uno habla con las empresas se da cuenta de qué les falta: que no encuentran mano de obra formada. Pero a la vez tenemos un gran porcentaje de jóvenes en sus casas sin trabajo y 25.000 plazas de FP que no se han podido dar porque no había plazas y hemos mandado a esos jóvenes a su casa: son ninis. Eso lo vamos a poner sobre la mesa, ¿qué estamos haciendo?
La Comunidad de Madrid no se puede permitir cometer esos errores básicos que son fundamentales y que afectan a las nuevas generaciones que tienen que salir al mercado a buscarse un futuro, formar una familia y tener un sueldo digno todos los meses. Esas son las cosas que nos importan a nosotros.
Por supuesto, una reducción de diputados, que nosotros decíamos la mitad pero ya veremos a qué acuerdo llegamos con el PP porque, mire, a mí me resulta bastante indignante: hemos estado 186 días sin comisiones en la Comunidad de Madrid, 62 días sin plenos, pero eso sí, se organizó un pleno a principio de verano para constituir las Comisiones, para que todo el mundo pudiera cobrar: cobrar sin trabajar.

Preguntamos a Rocío Monasterio sobre El Debate

–A colación de lo comentado sobre la manipulación mediática, ¿qué opina sobre el surgimiento de El Debate?

–Me parece un acto de valentía y yo os animo porque ahora lo que hace falta es la libertad en todos los frentes, y uno de ellos es la libertad de prensa. Vemos que todos aquellos países que han abandonado la democracia, que han acabado siendo dictaduras —lo estamos viendo en Latinoamérica—, son países que lo primero que hacen es cercenar a los medios de comunicación, mantenerles bajo su yugo y dependientes de los fondos que les da el Gobierno, que es lo que está pasando en España también. La mayoría de los medios de comunicación (en nuestro país) tienen una situación económica muy complicada, con lo cual, da igual lo que escriban los periodistas, que hacen bien su trabajo; llega el editor y tacha la mitad del artículo y eso no puede ser.
Comentarios
tracking