18 de octubre de 2021

Detenidos cinco presuntos yihadistas que intentaron comprar un kalashnikov

Detenidos cinco presuntos yihadistas que intentaron comprar un kalashnikov

Audiencia Nacional 

La Policía desactiva una célula yihadista que acumulaba armas para atentar en España

La compra de un rifle kalashnikov precipitó las detenciones simultáneas en Madrid y Barcelona de los cinco presuntos terroristas que ya se encuentran en prisión provisional, comunicada y sin fianza

La Audiencia Nacional ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para cuatro de los cinco miembros de la célula yihadista que la Policía Nacional desactivó el pasado domingo, en una operación conjunta y simultánea de agentes de la Comisaría General de Información en Madrid y Barcelona. Según fuentes judiciales próximas al caso, el grupo investigado llevaba un tiempo haciendo acopio de armas para actuar en España. La última adquisición, un rifle kalashnikov, precipitó la intervención policial. 
Detenidos cinco presuntos yihadistas que intentaron comprar un kalashnikov
El líder o 'Sheikh' del grupo ya había sido detenido, en el año 2016, cuando trataba de entrar en zona de conflicto para unirse a la organización terrorista Daesh, según han precisado fuentes policiales motivo por el que ya habría cumplido previamente condena en Argelia. Este presunto cabecilla era el responsable de la captación y el adoctrinamiento de los demás terroristas. 
Pese a que el juez instructor ha decretado el secreto de sumario, El Debate ha podido saber que de los cinco arrestados, uno ha sido puesto en libertad por esta causa ya que en el momento de las detenciones, y actualmente, se encontraba en prisión cumpliendo condena por otros delitos por lo que en su caso, a diferencia del resto de integrantes de la célula, no existía riesgo alguno de fuga. El magistrado Joaquín Gadea ya ha solicitado su comparecencia en sede judicial por lo que será trasladado desde el centro penitenciario para declarar en los próximos días. 
«Los indicios eran tan fuertes que había que actuar», han asegurado fuentes próximas al caso consultadas por El Debate. Las mismas fuentes han señalado que pese a que la autoridad judicial sigue analizando todo el material incautado durante las detenciones, tanto las armas aprehendidas, como los cuchillos, como la tipología de los vídeos que consumían los miembros de la célula hacían sospechar que se estaban preparando para atentar, más pronto que tarde, en España. 
Esta operación es la derivada de otra efectuada en enero de este año en Cataluña, en la que fueron arrestados tres presuntos yihadistas, uno de ellos un supuesto 'retornado' del DAESH, de nacionalidad argelina que habría combatido activamente en la zona de conflicto sirio-iraquí.
Como en aquella ocasión, todos los detenidos en el operativo del pasado fin de semana son de nacionalidad argelina y El Debate ha podido confirmar que su entrada, como su estancia posterior estancia en nuestro país, se produjo de manera irregular. Hasta el punto de que uno de ellos estaba ingresado en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) dependiente del Ministerio del Interior.