18 de agosto de 2022

Pablo Casado y Alfonso Fernández Mañueco en Génova

Pablo Casado y Alfonso Fernández Mañueco en GénovaTarek/ PP

Estrategia postelectoral

Los complejos escenarios a los que se enfrenta Mañueco en su negociación

Dos días después de ganar las elecciones en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco tiene por delante una negociación que podría durar semanas o meses. El objetivo es formar un nuevo Gobierno autonómico. Si no pudiera cumplirse, habría que repetir los comicios. Analizamos los distintos escenarios del líder autonómico del PP

El resultado electoral en Castilla y León, a tenor de las reacciones generadas, continúa teniendo trascendencia nacional.
Isabel Díaz Ayuso ha vuelto a hablar del adelanto del congreso del PP madrileño proponiendo, además, un gobierno de coalición entre PP y Vox. Tanto Alfonso Fernández Mañueco como Génova son renuentes a dicha opción, dado que significaría abandonar el centro político cuando los 'populares' acaban de derrotar a Ciudadanos de forma definitiva y en un momento clave; justo cuando Pedro Sánchez acusa un creciente desgaste por su coalición Frankenstein.
Pero, con los números en la mano, ¿qué margen de negociación tiene Mañueco? Analizamos a continuación sus opciones para formar el próximo Gobierno en Castilla y León.
Miembros de la agrupación "Soria ¡Ya!" celebran en la sede de su formación en la capital soriana

Miembros de la agrupación «Soria ¡Ya!» celebran en la sede de su formación en la capital sorianaEFE

PP, UPL, SY, XAV, Cs: 31 + 3 + 3 + 1+1

Esta opción, que maneja tanto Mañueco como Génova, consiste en que el PP, con sus 31 procuradores, logre el apoyo de Soria Ya, 3 procuradores, Unión del Pueblo Leonés, otros 3, Por Ávila, 1, y Ciudadanos, 1, para, acto seguido, pedirles a Vox o al PSOE que se abstengan con dos de sus diputados y le dejen formar un nuevo gobierno.
Uno «no» rotundo a facilitar la investidura de Mañueco retrataría a los 28 procuradores del PSOE junto a los 13 de Vox. Si hubiese que repetir elecciones, tanto los de Abascal como los socialistas, que no tendrían tiempo para cambiar a Tudanca de candidato, probablemente perderían votos en favor de Mañueco.
Alfonso Fernández Mañueco celebrando su victoria

Alfonso Fernández Mañueco celebrando su victoriaEfe

PP en solitario: 31

El PP, con 31 escaños, suma más que PSOE, Podemos y Ciudadanos juntos. Mañueco, en segunda vuelta, podría gobernar en solitario con un juego de geometría variable, poniendo a Vox en el brete constante de apoyar al PP o irse con las izquierdas y los provincialistas. Para llegar aquí, Mañueco necesitaría antes de la abstención de Vox o del PSOE. Por el momento, los de Abascal han dicho que no se abstendrán y el PSOE, por su parte, está poniendo unas condiciones tan difíciles al PP que, en la práctica, también significan un «no» a dicha abstención.
Abascal y García-Gallardo celebrando la victoria el domingo

Abascal y García-Gallardo celebrando la victoria el domingoEfe

PP y Vox: 31 +13

Los de Santiago Abascal, con sus 13 escaños, tienen tres opciones: apoyar al PP sin entrar en su Ejecutivo, tal y como ya han hecho en Andalucía, Murcia y Madrid, abstenerse para que Mañueco pueda sacar adelante su investidura o negarse en rotundo a la abstención, forzando así la repetición de las elecciones. Vox, por el momento, insiste; o entran en el futuro Gobierno, o forzarán la repetición de las elecciones.
El secretario general del PSOE de Valladolid, Óscar Puente

El secretario general del PSOE de Valladolid, Óscar PuenteEuropa Press

PP y PSOE: 31 + 28

Pedro Sánchez ha manifestado que permitirá una abstención del PSOE. Eso sí, el secretario general de los socialistas ha detallado sus previas condiciones: que Pablo Casado solicite su ayuda, que razone por qué Vox no tiene que entrar en los gobiernos y, por último, que asegure que su ruptura con el partido de Abascal es «para todos los días y en todos los territorios». Son condiciones imposibles que tratan de sacar alguna ventaja tras la derrota que acaba de infringirle Mañueco.
Tudanca: «Otros vendrán que lograrán que el cambio llegue a esta tierra»

Tudanca: «Otros vendrán que lograrán que el cambio llegue a esta tierra»

PSOE, Podemos-IU, UPL, SY, XAV: 28 + 1 + 3 + 3 + 1

Sería la repetición del Gobierno Frankenstein de Pedro Sánchez a escala, en Castilla y León. Carece de posibilidad alguna; sus números no suman. Requerirían, además, de la abstención de Vox; algo impensable.
Alfonso Fernández-Mañueco y Pablo Casado en el acto de cierre de campaña en Valladolid

Alfonso Fernández-Mañueco y Pablo Casado en el acto de cierre de campaña en ValladolidEl Debate

Conclusiones

La victoria de Mañueco arroja para los 'populares' un mayor margen de maniobra de lo que en principio pudiera parecer. La primera evidencia es que ahora el PP ha quedado el primero, ha ganado; mientras que en 2019 en Castilla y León fue segundo. Entonces necesitó formar un Gobierno de coalición.
Tras esta nueva lid electoral, los históricos adversarios de Mañueco, las izquierdas y Ciudadanos, han quedado mucho más debilitados que él; tanto es así que los 'populares' en Castilla y León suman más que PSOE, Podemos y Cs juntos. Con respecto a Vox, su nuevo adversario por la derecha, tienen la posición de indudable fuerza que le otorgan sus 13 diputados, pero el PP en Castilla y León ya se ha enfrentado a otros duros adversarios, por ejemplo, al PSOE cuando tenía 35 diputados y a Ciudadanos cuando tenían 12, y les ha derrotado.
Si el PP en Castilla y León tratase de formar un nuevo gobierno con los provincialistas más Ciudadanos y no pudiera lograrlo por la cerrazón de PSOE y Vox, la repetición de las elecciones muy probablemente beneficiaría a Mañueco, dado que antes habría escenificado su voluntad de formar Ejecutivo; voluntad que se habría visto abortada por dos partidos, PSOE y Vox, que ante la ciudadanía manifestarían que son diferentes en ideología pero coincidentes en radicalismo.
Además, en estas elecciones tres partidos de las derechas, PP, Vox y Cs, suman el 53,6% de los votos, frente a las 35,2% de PSOE y Unidas Podemos-Izquierda Unida. Este movimiento, que está teniendo su traslación a nivel nacional, beneficia a Alfonso Fernández-Mañueco. Dentro de este marco ideológico, los 'populares' constituyen el principal partido y son quienes, por efecto arrastre, tendrán más posibilidades de beneficiarse a la larga de esta tendencia sociológica en Castilla y León y en el conjunto de España.
Para cruzar este puente los 'populares' necesitan no dejarse aprisionar por la Escila de Vox y la Caribdis del PSOE.
Comentarios
tracking