05 de febrero de 2023

La ejecución de la sentencia llega nueve meses después del pronunciamiento del TSJC

La ejecución de la sentencia llega nueve meses después del pronunciamiento del TSJCEFE

Instan a «blindar» el modelo de inmersión

Los sindicatos educativos critican la decisión del TSJC sobre el 25% de castellano en Cataluña

No sólo critican la decisión judicial, sino que en el caso del sindicato mayoritario, USTEC-STE's se pide directamente no acatar la sentencia

Los sindicatos educativos catalanes han salido en tromba a defender el modelo de inmersión lingüística y a criticar la interlocutoria del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que da 15 días al Govern para que aplique la sentencia del 25% de castellano en todas las escuelas.
No sólo critican la decisión judicial, sino que en el caso del sindicato mayoritario, USTEC-STE's se pide directamente no acatar la sentencia. Los sindicatos mantienen una guerra con el consejero de Educación, Josep González-Cambray. De hecho, han convocado ya varias jornadas de huelga para reclamar mejores condiciones laborales y en el sistema educativo, hay más huelgas programadas, pero en la defensa de la inmersión no hay fisuras.
«Nos encontrarán firmes defendiendo la escuela en catalán. Los tribunales no pueden decidir la política educativa contra criterios pedagógicos y contra la cohesión social»: es lo que aseguran desde el sindicato USTEC-Ste's, que además instan al consejero de Educación, Josep González-Cambray, a que desobedezca. Su portavoz, Iolanda Segura, ha pedido que el departamento no acate la sentencia para «proteger a la escuela catalana», al catalán y también a los alumnos. Y en paralelo, insta a que se «blinde» el modelo de inmersión lingüística vía ley para que se unifique el proyecto lingüístico «con el catalán como lengua vehicular».

Una «agresión sin precedentes»

También CC.OO. pide «responsabilidad» a los partidos para que aceleren la modificación de la Ley de política lingüística y poder garantizar el modelo de inmersión con el consenso más amplio posible. Recordemos que Junts, ERC, PSC y los comunes pactaron esta modificación, aunque en el último momento Junts dio un paso al lado a la espera de conseguir un mayor consenso con las entidades que defienden el catalán y con la comunidad educativa. Está por ver, por lo tanto, si finalmente sale adelante esta modificación.
Y desde los sindicatos independentistas, como en el caso de la Intersindical, hablan de una «agresión sin precedentes» al modelo de inmersión lingüística y a la escuela catalana y lamentan la pasividad del departamento al respecto. El Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans sí instan a la desobediencia y dejan claro que «las estudiantes estaremos en primera línea defendiendo el catalán».
En cualquier caso, no es una novedad esta postura unitaria de los sindicatos educativos en defensa de la inmersión. Ya lo han demostrado en anteriores ocasiones, saliendo incluso a la calle para protestar contra otras sentencias judiciales que recogían que el castellano también tiene que ser lengua vehicular en la educación en Cataluña. Como tampoco es nueva la postura de algunas escuelas. Es el caso de la patronal de la escuela cristiana concertada, la FECC, que insta a los partidos a aprobar cuanto antes la modificación de la Ley de política lingüística para blindar la escuela catalana.

Temas

Comentarios
tracking