27 de septiembre de 2022

Reunión bilateral entre el ministro de asuntos exteriores de España, José Manuel Albares, con su homólogo el ministro Nasser Bourita

Reunión bilateral entre el ministro de asuntos exteriores de España, José Manuel Albares, con su homólogo el ministro Nasser BouritaEl Debate

Cree que tampoco habrá más crisis

Albares, tras reunirse con su homólogo marroquí, anuncia una «nueva etapa» sin actos unilaterales

Tras un encuentro bilateral con Naser Burita, celebra la colaboración migratoria e insiste en una solución para el Sáhara en el marco de la ONU

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha asegurado este martes tras reunirse en Marrakech con su homólogo marroquí, Naser Burita, que España y Marruecos profundizarán «aún más sus relaciones» en la nueva etapa que han abierto en la que no habrá actos unilaterales sino concertación en todos los ámbitos.
En una comparecencia conjunta ante prensa sin preguntas, Albares ha explicado que el encuentro, el primero que mantienen en persona, les ha servido para «hacer balance» de los primeros pasos dados en el marco de la hoja de ruta que los dos países trazaron el pasado 7 de abril con motivo del encuentro entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Mohamed VI en Rabat.
En estos primeros pasos, ha afirmado, «podemos constatar una gran sintonía entre ambos países en cuestiones que afectan a nuestra relación». «Estamos de acuerdo en elevar y profundizar aún más nuestra relación bilateral», ha remarcado Albares, incidiendo en que la Reunión de Alto Nivel que se celebrará antes de final de año supondrá «un salto cualitativo» en dicha relación.
Para que esto ocurra, ha añadido, ambos han acordado seguir con la organización de los grupos de trabajo en distintos ámbitos que se incluyeron en la declaración conjunta, adelantando que el relativo a la delimitación de las aguas territoriales en la fachada atlántica se reunirá en junio, al igual que al encargado de la gestión del espacio aéreo.
Por otra parte, Albares ha puesto en valor que en el mes transcurrido se han normalizado las conexiones aéreas y marítimas, ha habido una primera reunión para coordinar la Operación Paso del Estrecho y se ha relanzado la cooperación migratoria.
«Hemos notado una sensible disminución de las llegadas de inmigrantes irregulares» tanto a Canarias como a la península, ha sostenido, aprovechando para reconocer la «tarea extraordinaria» que hacen las fuerzas de seguridad de los dos países.

Fronteras de Ceuta y Melilla

Por lo que se refiere a la reapertura de las fronteras en Ceuta y Melilla, otro de los puntos previstos en la hoja de ruta, el jefe de la diplomacia ha indicado que los dos países han «seguido avanzando en la normalización en el paso de mercancías y personas por las aduanas» de las dos ciudades autónomas, sin brindar una fecha.
«Esto se va a hacer en concertación con Marruecos», se ha limitado a puntualizar, después de que a finales de abril el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, hubiera apuntado a una reapertura inminente para horas después el Gobierno prolongar su cierre hasta el 15 de mayo.
No obstante, el ministro ha aclarado que él y su homólogo marroquí han constatado que están «de acuerdo en un modelo comercial basado en la regularidad, la transparencia y los estándares internacionales porque ello redundará en beneficio de ambos países».
En el plano económico, ha subrayado que «el comercio y la inversión siguen aumentando y en esta nueva etapa las relaciones económicas se dinamizarán aún más». Además, ha recordado que España es el primer cliente y proveedor de Marruecos y el reino alauí es el principal mercado fuera de la UE.
Albares también se ha referido al «compromiso común en la lucha contra el terrorismo y contra el yihadismo», así como en la lucha contra la trata y contra el crimen organizado. En todos estos ámbitos, ha esgrimido, «la concertación y el diálogo entre España y Marruecos garantizan nuestra seguridad y prosperidad compartida».

El beneficio mutuo de ambos países

De lo que se trata ahora, ha añadido, es de que «esta concertación sea perenne y sistemática en todos los ámbitos de nuestra relación». «Estamos de acuerdo en que los actos unilaterales y las crisis no tienen cabida en esta nueva etapa», ha remarcado flanqueado por Burita y parafraseando el contenido de la declaración conjunta suscrita entre los dos gobiernos y que puso fin a la grave crisis diplomática del último año.
En todo este proceso, ha remarcado, «vamos a tener en cuenta el beneficio mutuo de ambos países desde posiciones de respeto mutuo». Asimismo, y como ya ha hecho en otras ocasiones, ha dejado claro que él, como ministro, tendrá especialmente en cuenta los intereses de las comunidades autónomas y las ciudades autónomas, en alusión a Ceuta y Melilla pero también a Canarias y Andalucía.
Por último, y en presencia de Burita, Albares ha querido volver a dejar clara la postura actual del Gobierno español respecto al Sáhara Occidental y que ya quedó de manifiesto en la declaración conjunta. Así ha dicho que España considera «la propuesta marroquí de autonomía como la base más seria, creíble y realista para alcanzar una solución mutuamente aceptable dentro del marco de Naciones Unidas» y ha expresado nuevamente el respaldo al enviado especial de la ONU para el Sáhara, Staffan de Mistura.
Por otra parte, el ministro ha aprovechado para expresar sus «condolencias» a los familiares y amigos del ciclista español Ernesto Escolano, fallecido durante la disputa de la carrera Titan Desert en Marruecos.
Comentarios
tracking