10 de agosto de 2022

Irene Montero

La ministra de Igualdad, Irene Montero, militante de Unidas Podemos, visiblemente emocionada en un acto público.EFE

Habla del «derecho de todas las personas a ser feliz»

Montero pasa de sus silencios ante Sánchez por Melilla a las alabanzas de Zapatero

Perplejidad en los entornos políticos y periodísticos por la renuncia a un perfil independiente de la ministra de Igualdad de Podemos, que comienza a adoptar una actitud pasiva dentro del Gobierno de coalición y ante el PSOE

La sumisión de la ministra de Igualdad, Irene Montero, ante el Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos del que forma parte generar perplejidad y asombro entre los analistas políticos. Lejos de cualquier actitud insumisa, Montero, preguntada por la prensa, ha rechazado en repetidas ocasiones explicar su silencio tras el Consejo de Ministros del pasado martes, cuando fue preguntada varias veces por las muertes de migrantes en la frontera de Melilla.
Cada vez que los periodistas le pidieron que explicara su silencio en Moncloa, donde se le inquirió hasta en cinco ocasiones por la tragedia registrada ante la frontera –la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, contestó en su lugar a cuestiones expresamente dirigidas a la ministra de Igualdad–, Montero se limitó a asegurar, sin entrar en el fondo del tema, que los medios la van a «tener siempre» para conocer su opinión y para «seguir trabajando con el Gobierno de coalición». Montero evitó en todo momento hablar de discrepancias en el seno del gabinete que preside Pedro Sánchez.
A lo largo de la semana la ministra de Igualdad ha seguido avanzando en esta línea de sumisión ante los liderazgos de políticos socialistas. En la semana del Orgullo Gay, Montero ensalzó la labor del expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya que con él y su gobierno del PSOE, afirmó, «las vidas LGTBI empezaron a importar para las instituciones».
Irene Montero, ministra de Igualdad

Irene Montero, ministra de Igualdad

Caminar juntos con banderas arcoíris

Es más, Montero aseguró que para ella constituye «un honor» compartir un acto con Zapatero. El ex presidente, a su vez, consideró que el Gobierno de coalición es «de lo mejor que le ha pasado a España en mucho tiempo» por «sus leyes sociales de avance».
Montero también destacó la «voluntad genuina» del gobierno de coalición de «caminar juntos» y de encontrarse «en la defensa de las instituciones, de los derechos humanos, de la democracia y un país en que todo el mundo pueda ser feliz».
Montero, en el que probablemente haya sido su momento más propicio para el análisis teórico en lo que llevamos de semana, quiso enfatizar que el único lado del que puede estar un demócrata es «el lado de la bandera arcoíris, el de la democracia, la libertad y el derecho de todas las personas a ser feliz».
Comentarios
tracking