07 de diciembre de 2022

Imagen del nuevo fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz

Imagen del nuevo fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz

Nuevo fiscal general del Estado

Álvaro García Ortiz se reivindica como el sucesor «continuista» de Dolores Delgado en la Fiscalía

El nuevo titula del Ministerio Público se pone al frente de la institución con la mochila de tener que apaciguar los frentes abiertos durante su etapa anterior

Álvaro García Ortiz ya es, formal y plenamente, el nuevo fiscal general del Estado. El sucesor de Dolores Delgado al frente del Ministerio Público, ha sido amadrinado por ésta, tras dimitir de su cargo el pasado mes de julio por razones de salud, en el transcurso de un acto solemne de toma de posesión celebrado, este lunes, en la sede del Supremo. La teniente fiscal del Alto Tribunal, Ángeles Sánchez Conde y el presidente del TS y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, y han sido testigos de excepción de una nueva etapa «continuista» en el seno de una Fiscalía en claro desprestigio.
Como ya hiciera durante su intervención como candidato oficial ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, García Ortiz durante el breve discurso que ha pronunciado este lunes en el acto de bienvenida celebrado posteriormente en la sede de la FGE, ha dado las gracias a Delgado por la confianza depositada en él.
«Gracias a su generosidad y a su honestidad puedo pronunciar hoy este discurso», ha dicho. También ha extendido su agradecimiento al Gobierno, «por su confianza para el desempeño de tan alta responsabilidad», al tiempo que ha recalcado que «es el Poder Ejecutivo a quien constitucionalmente corresponde proponer al candidato o candidata a fiscal general del Estado».«Pues parece que algunos discuten su legitimidad y la discrecionalidad de su elección», ha apostillado.
En la misma línea, ha querido poner de relieve que «ante los mandatos constitucionales para la configuración de nuestras instituciones no hay alternativa, bien se trate de nombramientos discrecionales, bien sometidos a otros sistemas de designación», haciendo así una velada alusión a la situación en la que se encuentran tanto el CGPJ como el Tribunal Constitucional (TC).
Su mandato promete ser fiel con la línea fijada por su predecesora para el Ministerio Fiscal, reivindicando el trabajo de Dolores Delgado al frente de la Fiscalía General del Estado (FGE), al tiempo que ha avanzado que su nueva responsabilidad será una «continuación» de los trabajos realizados por la que también fuera ministra de Justicia socialista.
García Ortiz ha enumerado los «indudables beneficios» de lo hecho por Delgado para la Carrera fiscal, antes de asegurar que su mandato será «la ejecución» de los trabajos de «estos dos últimos años». Unas declaraciones que han suscitado todo tipo de críticas entre los fiscales, tremendamente escépticos con su llegada -por su condición de brazo ejecutor de las mayores polémicas durante el mandato anterior- por su pasado socialista y por las acusaciones de injerencia en la labor de los miembros de la Fiscalía, desde la Secretaría Técnica.
Comentarios
tracking