Fundado en 1910

07 de diciembre de 2023

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, saluda al líder de UPN, Javier Esparza en un acto en Pamplona

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, saluda al líder de UPN, Javier Esparza en un acto en PamplonaEFE

Partido Popular, Ciudadanos y UPN rompen puentes (y coalición) en Navarra

UPN anunció ayer que concurrirá en solitario a las próximas elecciones municipales y forales

Se sabía que la fórmula Navarra Suma no se repetiría en las próximas elecciones forales y municipales que tendrán lugar el próximo 28 de mayo, pero hasta ahora se especulaba con la manera en que los tres integrantes de la coalición, UPN, Partido Popular y Ciudadanos, se presentarían a los comicios. Ayer, el presidente de la formación regionalista y mayoritaria en la coalición, Javier Esparza, lo dejó claro: UPN concurrirá en solitario a las elecciones de mayo.
El argumento expresado por Esparza para tomar esta decisión es que «las encuestas dicen» que las tres formaciones del centro derecha «suman más apoyos yendo por separado que juntos». Ir en solitario «da más apoyo social, más alternativas y opciones para gobernar Navarra y que EH Bildu no decida nada». En estos momentos, el Gobierno de Navarra está conformado por cuatro formaciones, PSOE, Geroa Bai (marca navarra del PNV), Podemos e Izquierda Unida, con el apoyo imprescindible y dependiente de Bildu.
Lo cierto es que la decisión tomada este lunes por la Ejecutiva de UPN que el sábado será ratificada por Consejo Político, tiene un trasfondo superior. «Ir solos nos permite facilitar el voto a miles de simpatizantes socialistas moderados que no quieren más aventuras con el independentismo vasco, que no quieren acuerdos con EH Bildu, que se avergüenzan de los acuerdos que están alcanzando tanto Pedro Sánchez como María Chivite con EH Bildu», afirmó Esparza. El líder regionalista considera que la presencia del Partido Popular en la misma formación que UPN podría constituir una línea roja inaceptable para los socialistas que no ven con buenos ojos la dependencia de la presidenta Chivite de Bildu y que sus votos irían a la abstención. Por ese motivo, con la decisión adoptada este lunes, esperan que ese descontento socialista vaya en buena medida a UPN.

Enfado a tres bandas

Pero también ha influido que las relaciones entre los tres partidos que integraban Navarra Suma no estaban en su mejor momento. El pasado 4 de diciembre, el Partido Popular celebró su congreso regional en el que Javier García resultó elegido presidente de la formación en Navarra. Pero también se pudo observar un acercamiento de los diputados Sergio Sayas y Carlos García Adanero, los dos expulsados de la formación regionalista por incumplir la obediencia de voto en el debate sobre la Reforma Laboral del pasado mes de febrero, con el Partido Popular.
El Partido Popular ya dio por finiquitada la fórmula Navarra Suma el pasado mes de agosto. Y esto no sentó nada bien en las filas regionalistas. «En aquel momento, el PP argumentó que la justificación tenía que ver con que sus siglas tenían que encontrarse en las papeletas, algo que se sigue manteniendo en la actualidad, y dijo también que iba a aglutinar el centro derecha en Navarra, cuando de todos es conocido que el centro derecha en Navarra se aglutina en torno a UPN», argumentó el presidente de UPN este lunes.

«Me molesta que se me tome el pelo»

Mayor todavía era el enfado que la decisión de los regionalistas provocó en Ciudadanos. Su coordinador en Navarra y secretario de organización de la formación de Inés Arrimadas, Carlos Pérez Nievas se mostró visiblemente enfadado. «Ciudadanos ha tenido una lealtad absoluta y se ha comprometido con la coalición desde el principio. Somos un partido que pagó la mitad de la campaña de las elecciones generales de abril, de las forales de mayo, y de las siguientes generales otra vez, y me tengo que enterar de la decisión de UPN en una rueda de prensa. Me molesta que se me tome el pelo a mi y a mi partido, cuando se nos ha dicho que se tomaría la decisión a través de las bases de UPN. Me molesta que esta mañana mismo he llamado a Javier Esparza para decirle qué había de verdad en esa noticia y él me ha dicho que se iba a empezar a hablar de ese tema, pero no en ningún momento que la decisión se había tomado», afirmó en declaraciones a Europa Press.
Así las cosas y rotos los puentes entre UPN, Partido Popular y Ciudadanos, ahora queda por saber si habrá algún tipo de entendimiento tras las elecciones municipales y forales del 28 de mayo, si los resultados electorales les dan algún tipo de opción de plantar cara al pentapartito que actualmente gobierna en Navarra.
Comentarios
tracking