Fundado en 1910

30 de septiembre de 2023

Irene Montero saluda a los representantes del colectivo trans presentes en la tribuna

Irene Montero saluda a los representantes del colectivo trans presentes en la tribunaEFE

Otra ley ideológica

La izquierda reincide y aprueba una ley trans con las mismas garantías que la del 'solo sí es sí': ninguna

Una y otra guardan demasiadas similitudes, como han advertido el PP y Vox durante el debate definitivo en el Congreso. También en esta ocasión les han acusado de difundir «bulos»

«No a esta ley. No a este nuevo ‘sí es sí’», proclamó la diputada del PP María Jesús Moro. El destrozo provocado por la Ley de garantía integral de la libertad sexual sobrevoló este jueves el pleno del Congreso durante el debate de otra ley polémica del Ministerio de Irene Montero: la ley trans.
No en vano, el PP y Vox vienen alertando de que esta ley lleva el mismo camino que la ley del ‘solo sí es sí’ y acabará de la misma manera: con efectos perversos y, en este caso, irreversibles. «Esta ley será aprobada, pero pierdan toda esperanza de que demos este debate por perdido. Nunca, mientras Vox tengan representación en esta Cámara», prometió la diputada María de la Cabeza Ruiz.
Una y otra ley guardan no pocas similitudes, empezando por la controversia interna que provocaron entre el PSOE y Unidas Podemos durante su tramitación parlamentaria. En este caso, el motivo de desgarro entre los dos socios fue la autodeterminación de género en los menores. Aunque, en diciembre, los socialistas acabaron claudicando y asumiendo la tesis de Montero, que tenía de su lado a los principales socios parlamentarios del Gobierno. En aquel primer pleno, antes de que la ley trans fuese enviada al Senado, la exvicepresidenta Carmen Calvo se abstuvo. Hoy también lo hizo, por segunda vez.
Lo escuchado en la tribuna de la Cámara Baja este jueves recordó demasiado a los debates vividos en el pasado a cuenta de la ley del ‘solo sí es sí’. Mal presagio. Ahora, como entonces, la ministra Montero denunció que el debate social en torno a esta norma ha estado «cargado de bulos, transfobia y lgtbifobia», en alusión a quienes han advertido sobre sus efectos futuros. También con la otra ley la titular de Igualdad pronosticó (el pasado 2 de noviembre en la Comisión de Igualdad): «No se va a conocer una sola reducción de penas: es propaganda machista». Y ya son casi medio millar.
Ahora con la ley trans, como entonces con la del ‘solo sí es sí’, la oposición sacó a colación los informes de los órganos consultivos que han sido ignorados durante su tramitación; entre ellos, el del Consejo General del Poder Judicial. «A ver la persona del Gobierno que se hace responsable del fracaso de esta ley», señaló el diputado Carlos Adanero, ex de UPN, anticipándose a sus posibles consecuencias.
Representantes del colectivo trans como Carla Antonelli y Boti García

Representantes del colectivo trans como Carla Antonelli y Boti GarcíaEFE

Ahora, como entonces, los portavoces del PSOE, Unidas Podemos y de sus socios parlamentarios cargaron contra el PP y Vox por no respaldar con sus votos la ley trans. «Una vez más la realidad pasará por encima de este PP cobarde que se borra de todos los derechos», pronosticó el diputado de Compromís Joan Baldoví.
La diputada de Unidas Podemos María del Mar García llegó a acusar a la derecha de hacer discursos de «pura violencia política», mientras las diputadas del PP y de Vox trataban de no caer en el juego. «¿Cómo pueden usar la política para enfrentarnos? Ustedes son los que fomentan el odio. Decir que odiamos es perverso, discrepar no es odiar. Si nos oponemos a sus leyes es solo porque nos parecen malas leyes», matizó Ruiz. «No estar de acuerdo con sus leyes equivocadas no es estar en contra del colectivo trans y LGTBI. Paren esta ley lesiva para los más vulnerables. Todos hemos conocido referencias de países que están dando marcha atrás», añadió la popular Moro poco después.
El debate fue también un acto de exaltación de la ministra Irene Montero. Sobre todo, por parte de la portavoz de su grupo parlamentario, que agradeció a la titular de Igualdad y a su equipo su «determinación, convicción y lucha», según García. Pero también por parte de otras diputadas, como María Carvalho, de ERC: «Irene, la deuda ahora es contigo», le dijo. Reforzando así la tesis de que ni Esquerra, ni tampoco Bildu, apoyarán una reforma de la ley del ‘solo sí es sí’ que el PSOE no haya pactado con la ministra de Igualdad.

Sánchez y los ministros del PSOE, ausentes

Por su parte, la diputada socialista Raquel Pedraja presumió de que el PSOE es «el partido de la ley del ‘solo sí es sí’ y de la ley trans». Pero en la bancada del Gobierno no había un solo ministro socialista, ni durante el debate ni tampoco en la votación. Tampoco el propio Pedro Sánchez, de viaje en Austria. Solo estaba Yolanda Díaz.
Se da la circunstancia de que la mayoría de los ministros del PSOE participaron, justo este jueves por la mañana, en una reunión de la Comisión Interministerial para la Recuperación, Transformación y Resiliencia. De hecho, a la hora en que Irene Montero defendía la ley trans sobre la tribuna de oradores, Nadia Calviño y María Jesús Montero comparecían en la Moncloa.
Comentarios
tracking