Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Pedro Sánchez y Susanna Griso

Pedro Sánchez y Susanna GrisoAntena 3

«Me sorprendió», afirma

Sánchez reprocha a Susanna Griso que dejara mentir a Aznar en su programa sin rebatirlo

El presidente sigue empeñado en dar lecciones de periodismo a la profesión, solo un día después de colocar al frente de la agencia EFE al que fue su primer secretario de Estado de Comunicación

Pedro Sánchez sigue dando lecciones de periodismo a la profesión, un día después de colocar al que fuera su primer secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, al frente de la agencia pública de noticias, EFE.
El presidente del Gobierno aprovechó su entrevista en Espejo Público para recriminar a Susanna Griso que el lunes dejara mentir a José María Aznar en su programa, sin rebatir al expresidente. Fue a propósito de la postura de Sánchez respecto a la guerra entre Israel y a Hamás y a la crisis diplomática suscitada por su encontronazo con Benjamin Netanyahu.
«No podemos dar por válida la mentira, Susana. No puede decir un expresidente del Gobierno aquí, y me sorprendió que no le repreguntara, si me permite que se lo diga, que yo no he condenado los atentados de Hamás. Que yo no he exigido la inmediata e incondicional liberación de los rehenes que tiene Hamás en Gaza. Al contrario, lo he hecho desde el primer día. Es público y notorio», afirmó el líder del Ejecutivo, ante la mirada circunspecta de la presentadora.

Las palabras exactas de Aznar

El pasado lunes, Aznar estuvo en Espejo Público y allí afirmó, textualmente: «Apoyar a la única democracia que hay -en Oriente Medio- contra un ataque terrorista es, me parece, absolutamente esencial. Pero ir allí, a decir lo contrario, a no pedir la liberación de los rehenes, a no criticar el ataque y, además, decir que se está organizando una matanza premeditada me parece, evidentemente, un error diplomático garrafal que vamos a pagar caro». Punto en el que la periodista le preguntó «cómo» lo pagará España, a su juicio.
A Sánchez no le gustó que la conductora de Espejo Público no refutara la afirmación de Aznar y así se lo hizo saber este jueves. Con la polémica del nombramiento de Oliver como presidente de EFE al rojo vivo y un día después de vetar, una vez más, las preguntas de la prensa durante su breve comparecencia en el Congreso con motivo del día de la Constitución.
Fue el único dirigente que no permitió que los periodistas le preguntaran delante de las cámaras. Lo que contrasta con el hecho de que, de forma absolutamente extraordinaria -sin haber campaña electoral por medio-, haya concedido tres entrevistas en una semana. A TVE, la SER y, ahora, a Antena 3. Dentro de la «labor de pedagogía» en la que están inmersos los socialistas para hacer comulgar a los españoles con la amnistía y el verificador.
La relación del presidente con la prensa es manifiestamente mejorable. En la última campaña electoral se quejó de la sobrerrepresentación de la derecha en los medios de comunicación españoles. Y, en una reunión del grupo parlamentario socialista, alertó: «Veremos en programas de máxima audiencia a gentes que solo se representan a ellos mismos pontificar e insultar sin derecho a la contestación ni a la réplica. Se van a inventar barbaridades».
En el libro que acaba de publicar, Tierra firme, Sánchez insiste en eso. «Nuestro país tiene un problema de pluralismo periodístico», afirma. «La España progresista no está representada en los medios de comunicación de acuerdo con su dimensión y su peso social. Esto genera un clima de opinión que no recoge con fidelidad la realidad de España», añade.
El episodio más oscuro fue, sin duda, el intento del presidente de coartar la libertad de expresión y el derecho a la información con la nueva Ley de Información Clasificada que impulsó el Gobierno la pasada legislatura, para sustituir a la actual Ley de Secretos Oficiales. Todas las asociaciones de prensa, encabezadas por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (la FAPE), pusieron el grito en el cielo. Aunque el adelanto electoral dejó el proyecto de ley en vía muerta, a la espera de que en esta legislatura sea retomado.
Comentarios
tracking