Fundado en 1910

29 de febrero de 2024

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), junto a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo (2d), el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver (2i)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo y el nuevo presidente de la Agencia EFE, Miguel Ángel OliverEFE

Sánchez coloca al frente de EFE a Miguel Ángel Oliver, su exsecretario de Comunicación durante tres años

El periodista propuesto se granjeó la enemistad de la actividad periodística por su comportamiento sectario durante la pandemia

Nuevo episodio en el intento del PSOE de adueñarse de la prensa libre española. Tras RTVE –controlada en su totalidad por Sánchez–, ha llegado el turno de la Agencia EFE. El Ejecutivo ha decidido, en una acción cuanto menos controvertida, colocar a Miguel Ángel Oliver –quien fuera secretario de Estado de Comunicación con Sánchez– al frente de la Agencia EFE.
Este nombramiento tiene lugar tan solo horas después de la destitución de Gabriela Cañas al frente de la entidad, cargo para el que fue nombrada en el año 2020. «Me voy eternamente agradecida a quien lo hizo posible y con el deseo de que en EFE se siga trabajando igual de bien. Es una gran empresa con enormes profesionales», ha añadido la periodista.
Oliver, quien fue el primer secretario de Estado de comunicación nombrado por Pedro Sánchez, ocupó ese cargo entre 2018 y 2021. En ese periodo se ocupó de la gestión comunicativa del Gobierno durante la pandemia de la covid-19. Una etapa en la que el periodista se granjeó la enemistad de la actividad periodística por su comportamiento sectario durante la pandemia.

Nuevo nombramiento a dedo

El nuevo rol que ocupará Miguel Ángel Oliver demuestra un patrón repetido por Sánchez con sus principales seguidores. Se puedo ver con la colocación de la exministra Dolores Delgado como Fiscal de Sala de Memoria Democrática y Derechos Humanos a pesar de no tener el respaldo del Consejo Fiscal –que prefería que ese puesto lo ocupara Luis Rueda–. Este enchufe también se pudo ver con el siempre polémico José Félix Tezanos, nombrado por el Ejecutivo como presidente del CIS tras cuatro décadas de férrea militancia socialista.
Otro de los ejemplos más destacados en estos últimos años es el de Juanma Serrano, quien fuera jefe de Gabinete de Sánchez hasta su llegada a la Moncloa. Una lealtad que le valió la presidencia de Correos a pesar de su inexperiencia en el cargo. Más de lo mismo con Isaura Leal, exdiputada en la Asamblea de Madrid que era 'ascendida' como comisionada frente al reto demográfico, un nuevo puesto elegido a propósito para otra de las fieles sanchistas.
Comentarios
tracking