Fundado en 1910

19 de abril de 2024

Pedro Sánchez junto a Mohamed VI, que esta vez sí estaba en Rabat y le recibió

Pedro Sánchez junto a Mohamed VI, que esta vez sí estaba en Rabat y le recibióEFE

Defensa  SOS de Ceuta ante el afán expansionista de Marruecos

El viaje exprés del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Marruecos esta semana ha solapado una alerta que ha pasado desapercibida: la del presidente de Ceuta avisando del afán expansionista marroquí. Una amenaza siempre latente, pero que ha sido explicitada por las autoridades ceutíes como un SOS ante la sensación de que el Gobierno tiene otras prioridades estratégicas en su agenda.
De entrada, el Partido Popular ha solicitado la comparecencia de Sánchez ante el Pleno del Congreso de los Diputados para explicar el viaje que realizó este miércoles a Rabat y durante el que fue recibido en audiencia por el rey Mohamed VI. La rapidez de la visita sorprendió incluso en su propio partido. Moncloa anunció que el presidente realizaría un «viaje oficial» al país vecino a primera hora de la tarde del martes y el presidente aterrizó en Rabat minutos antes del mediodía del miércoles. No fue hasta poco antes de su llegada cuando el Gobierno confirmó que Sánchez sería recibido por el monarca.
La visita no sirvió para desbloquear el principal contencioso en liza, al menos de momento: la pendiente reapertura de la aduana de Melilla y la apertura de una nueva en Ceuta.
Pedro Sánchez y Mohamed VI, el miércoles en Rabat

Pedro Sánchez y Mohamed VI, el miércoles en RabatEFE

Decepción

Las principales reacciones fueron de decepción, comenzando por el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP): «sabía que lo único que buscaba era hacerse la foto con el rey Mohamed VI», afirmó.
Otro ejemplo fue el presidente de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME-CEOE), Enrique Alcoba, calificado como «decepcionante» la visita, al no haber conseguido desbloquear el problema de las aduanas, como se comprometieron España y Marruecos en una declaración conjunta el 7 de abril de 2022 a raíz del cambio del tradicional posicionamiento español sobre el Sáhara Occidental.

Cara a cara urgente

En este contexto, el presidente del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas (PP), envió a mediados de este mes una carta al líder del Ejecutivo para pedirle un encuentro cara a cara «con urgencia». El motivo es «abordar asuntos prioritarios que precisan de una estrategia de Estado decidida y enérgica en la ciudad teniendo en cuenta nuestros condicionantes, riesgos y amenazas».
Efectivos del Grupo Táctico Ceuta durante una de sus patrullas habituales

Efectivos del Grupo Táctico Ceuta durante una de sus patrullas habitualesEstado Mayor de la Defensa

La Administración autonómica considera que no se cumplen ni la Estrategia de Seguridad Nacional ni el Plan Integral de Desarrollo Socioeconómico aprobado por el Consejo de Ministros en 2022. El fortísimo incremento de la presión migratoria registrado durante las últimas semanas con la complicidad de las Fuerzas de Seguridad marroquíes «desborda las capacidades» ceutíes. Problemas que acechan a la ciudad autónoma fueron invisibles en la visita exprés de Sánchez a Marruecos. Por ejemplo, la imparable presión migratoria infanto-juvenil que sufre la ciudad autónoma desde principios de año. En seis semanas, se sitúan en «un 433%» con respecto al mismo periodo de 2023.
El Consejo de Seguridad Nacional acordó en junio de 2022 elaborar un Plan Integral de Seguridad para las dos ciudades autónomas, pero hasta ahora solo se ha trabajado en «elaborar un estudio de situación desde un punto de vista general de la seguridad en diferentes ámbitos y sectores de actividad».
«Una vez se integre y analice toda la información obtenida, se podrá comenzar a trabajar en los objetivos estratégicos del Plan y en las correspondientes líneas de acción», ha contestado a esta demanda el Gobierno de Sánchez en su respuesta a una pregunta por escrito del diputado nacional por Ceuta, Javier Celaya (PP).
Vox ha entrado también en escena y ha exigido este viernes al Gobierno que busque un reconocimiento «explícito y sin reservas» por parte de Marruecos de la soberanía española sobre Ceuta, Melilla, las islas Chafarinas, los peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera y el islote Perejil, argumentando que el reino alauí aspira a la anexión de estos territorios.
Presencia Naval del BAM ‘Relámpago’ en aguas de las islas Chafarinas

Presencia Naval del BAM ‘Relámpago’ en aguas de las islas Chafarinas

Vox argumenta que la existencia de territorios de soberanía española en el norte de África ha constituido «una de las principales problemáticas» en las relaciones bilaterales entre Madrid y Rabat, que ha aspirado a anexionarse estos territorios en contra de las normas del Derecho Internacional.
Comentarios
tracking