07 de octubre de 2022

Carles Puigdemont, este sábado en Canet-en-Roussillon (Francia)

Carles Puigdemont, este sábado en Canet-en-Roussillon (Francia)EFE

Puigdemont tacha a ERC y JxCat de «incapaces» y se propone para liderar el procés

El prófugo se ofrece para volver a la primera línea del separatismo y se ha burlado de Josep Borrell

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha revelado este sábado que sus planes para culminar el proceso independentista pasan por liderarlo desde el Consejo por la República, «reduciendo su dependencia» de los partidos, en alusión a JxCat, ERC y la CUP, «incapaces» de consensuar una hoja de ruta.
Así lo ha dicho Puigdemont en la sesión que celebra en Canet-en-Roussillon (Francia) la asamblea de representantes del Consejo por la República, espacio parainstitucional que lidera desde Bélgica el expresidente catalán.
Tras constatar que ahora mismo no es posible la «unidad» entre los partidos independentistas, Puigdemont ha argumentado que esto no puede seguir bloqueando los avances en el procés: «Nuestra relación con los partidos tiene que cambiar, porque la que hemos tenido hasta ahora no ha funcionado, y no será por falta de paciencia. Les hemos dado muchas oportunidades, pero el tiempo ya se ha acabado».
Aunque una de las representantes que participaba en la sesión lo ha instado a renunciar a la presidencia de JxCat para poder ejercer con mayor autoridad la presidencia del Consejo por la República, Puigdemont ha evitado asumir este paso, si bien ha insistido en la necesidad de «superar» el marco de «dependencia» de los partidos.

Pique con Aragonès

El Consejo por la República, ha recordado, nació en 2018 a raíz de un pacto entre JxCat y ERC, pero ahora ya está en condiciones de «emanciparse», de manera que sus decisiones «no se someten» a las direcciones de los partidos.
El visible malestar de Puigdemont con los partidos deriva del hecho de que, en el pacto de investidura de Pere Aragonès, el año pasado, ERC y JxCat acordaron crear una dirección estratégica del independentismo donde poder consensuar una nueva hoja de ruta.
Sin embargo, ha lamentado, los partidos «han sido incapaces de definir una estrategia para culminar la independencia» y ni tan solo se han puesto de acuerdo para «construir un espacio unitario donde tomar las decisiones», por lo que el Consejo por la República «debe cambiar su aproximación al conjunto de los partidos».
«El Consejo debe tomar la iniciativa, sin esperar a un consenso entre los partidos, porque ya se ha visto que no es posible en las actuales circunstancias», ha insistido Puigdemont, que ha prometido «privilegiar» su «compromiso con el Consejo, por encima» del cargo que pueda ostentar en las estructuras de JxCat.
Según Puigdemont, el Consejo por la República «tiene suficiente fuerza para liderar y aplicar una propuesta que sea el resultado, no de la conciliación de las estrategias de los partidos independentistas, sino del consenso mayoritario entre los independentistas que votan a todos los partidos».

Cuanta más desmovilización, menos independenciaCarles Puigdemont

«El matiz no es menor», ha destacado Puigdemont, que ha llamado a ser «aún más activos a la hora de erradicar actitudes fratricidas que deterioran seriamente las relaciones entre independentistas».
A las puertas del quinto aniversario del 1-O, ha deplorado la «división entre partidos políticos, estrategias y actores del independentismo, que ha comportado una desmovilización de la ciudadanía», y ha advertido: «Cuanta más desmovilización, menos independencia».
Su hoja de ruta para culminar el «procés» es el documento «Preparémonos», un plan para conseguir la independencia a través de la confrontación y el «desbordamiento democrático» del Estado, que presentó el Consejo por la República, un espacio que genera grandes recelos en ERC y la CUP porque lo ven mediatizado por JxCat.

Burlas a Borrell

Su «plan de gobierno» para el Consejo por la República prevé «reforzar la estructura técnica» y la base tecnológica de este espacio, con un «equipo de gobierno» que contemple «carteras concretas» asignadas a especialistas para esas responsabilidades.
Sobre la construcción de «estructuras de Estado», ha apostado por dotar a Cataluña de «una Constitución republicana», aprovechando los debates del proceso constituyente.
Puigdemont ha iniciado su intervención con unas palabras de «solidaridad con las víctimas» de la guerra en Ucrania y un recuerdo hacia Miquel Strubell, sociolingüista y uno de los fundadores de la ANC, fallecido este sábado; posteriormente, ha ironizado sobre Josep Borrell y su «cara, que parece que va restreñido desde hace días».
Comentarios
tracking