Fundado en 1910

15 de abril de 2024

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

Sede del Tribunal Superior de Justicia de CataluñaWikimedia Commons/Enfo

Cataluña

El presidente del TSJC, sobre la amnistía: «No es un elemento de pacificación, sino de discordia»

Jesús María Barrientos dice que nadie, «aunque se escude en los votos», está por encima de la ley

«Una ley que privilegia a unos pocos frente al conjunto de la ciudadanía, nunca podrá ser esgrimida como un elemento de pacificación, sino de discordia». Así de contundente se ha referido el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, a la futura ley de amnistía. Unas palabras que ha pronunciado durante el acto de toma de posesión de los jueces de la 72 Promoción de la Escuela Judicial, ante la consejera de Justicia de la Generalitat, Gemma Ubasart; la vocal del Consejo General del Poder Judicial Núria Díaz y el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres.
Barrientos ha defendido que los jueces deben garantizar el «sometimiento de todos, también de las instituciones», a la legalidad. Y en este sentido, deja claro que «nadie, ninguna persona, entidad u organización, por poderosa que se pretenda y aunque se escude en los votos, está por encima de ley». Y es que para el presidente del TSJC, la ley «o es general, o no es ley».
Por eso, ha insistido en que, durante su vigencia, «obligan a todos por igual, jueces incluidos», que tienen que asegurar su aplicación efectiva a todos los ciudadanos en «plano de igualdad, sin excepciones, ni privilegios, sin espacios de impunidad que comprometerían el carácter general de toda ley».
Y en concreto, sobre la ley de amnistía, ha dicho que comprometerá «sin ninguna duda» el carácter general de otras leyes porque «en beneficio exclusivo de algunos, exceptúa la aplicación de otras leyes que siguen vigentes y que son de aplicación inexorable para la generalidad de la ciudadanía»,

Nuevos jueces

Por lo demás, Barrientos se ha dirigido a los nuevos jueces para recordarles que llegan, muchos de ellos, a una tierra con lengua y derecho civil propios, y que «hay un progresivo y cronificado aumento de la litigiosidad, que lleva años congestionando una Administración de Justicia prácticamente estática y manifiestamente insuficiente» para ofrecer las respuestas que la ciudadanía reclama. Por este motivo, ha pedido a las administraciones que doten de más recursos a la Justicia.
Cataluña es la comunidad autónoma a la que van destinados más jueces, ya que contará con algo más de un cuarto del total de la promoción, 44 nuevos jueces, que, eso sí, no irán destinados a ninguna de las grandes ciudades de la provincia de Barcelona, como la capital, Hospitalet, Badalona o Terrassa.
Comentarios
tracking